El Ayuntamiento solicita al Consell asumir la terapia en el CAT de los menores que quedan fuera por el nuevo protocolo

78 niños y niñas podrían recibir el alta del Centro de Atención Temprana por un nuevo protocolo que deriva a que estos menores reciban apoyo en sus centros escolares

La edil de Bienestar Social en el Ayuntamiento de Orihuela, Almudena Baldó, ha anunciado que ha solicitado a la Dirección Territorial de Alicante una autorización para poder seguir prestando las terapias necesarias en el Centro de Atención Temprana a los niños del municipio con cargo a los fondos municipales.

Es la respuesta de la Concejalía de Bienestar Social al protocolo de la Conselleria de Igualdad que deja fuera de los centros de Atención Temprana a los niños y niñas con necesidades especiales a partir de los cuatro años, edad en la que pasan a estar escolarizados y reciben en sus colegios los recursos de PT (Especialista de Pedagogía Terapéutica) y los AL (Especialistas de Audición y Lenguaje).

Como ya denunció este medio, la aplicación de este protocolo ha hecho que se le haya empezado a comunicar a los padres y a los madres cuyos hijos asisten al Centro de Atención Temprana (CAT) de Orihuela que recibirán el alta próximamente para recibir la atención en sus centros escolares.

Una situación que han denunciado varias madres , y que contemplan llevar ante el Sindic de Greuges, puesto que entienden que el servicio de Atención Temprana está garantizado hasta los seis años y no reciben la misma asistencia en el CAT que en el colegio. La intención de la Conselleria es evitar duplicidades y que los niños con necesidades especiales reciban tanto terapia en el CAT como en el centro escolar, pero las familias entienden que no se produce una duplicidad sino que son sesiones complementarias.

Baldó ha explicado que han solicitado a la Conselleria de Igualdad, a través de la Dirección Territorial, que estos menores afectados por este decreto puedan seguir recibiendo terapias en el CAT de Orihuela con cargo a fondos del Ayuntamiento. “Estamos dispuestos a intentar asumir y que nos autoricen seguir prestando el apoyo a esos niños”, ha indicado la edil quien ha manifestado que “confiamos en que la respuesta será positiva por lo que desde aquí le digo a Educación que tiene un reto por delante porque hay muchas familias sumidas en una desolación porque ven que sus hijos no pueden continuar en el Centro de Atención Temprana”.

Hay 78 niños, y por ende familias, en esta situación pero no a todos se les ha comunicado todavía el nuevo protocolo. En las próximas horas está prevista una reunión entre la concejal y los padres y madres de los menores afectados para trasladarles esta decisión del Ayuntamiento.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*