Formentera garantiza el abastecimiento de agua potable entre sus vecinos

alcalde formentera presidente mancomunidad taibilla

El alcalde de la localidad se ha reunido con el presidente la Mancomunidad de los Canales del Taibilla para ejecutar una nueva toma de agua

Formentera del Segura, al igual que otros municipios de la Vega Baja, no cuenta con depósitos propios de agua potable porque en su término municipal no existe ningún punto elevado donde poder construirlo y el abastecimiento depende única y exclusivamente de su conexión con la Mancomunidad de los Canales del Taibilla.

En el caso de este municipio, la tubería que actualmente transporta este preciado líquido hasta el casco urbano fue construida sobre el material de relleno de la mota del Río Segura cuando se canalizó hace varias décadas, es de fibro cemento y tiene 1 km de longitud atravesando los términos municipales de Rojales y Benijófar.

Cada vez con más frecuencia el suministro de agua potable de Formentera del Segura se ve interrumpido a consecuencia de la rotura de esta vieja conducción general. La última se produjo en el mes de febrero e Hidraqua, empresa concesionaria, pudo repararla sin dejar a la población sin agua gracias a los bajos consumos que se producen en invierno que permitieron suministrar el agua desde una toma de emergencia.

En la reunión mantenida hoy en Cartagena, el alcalde de Formentera del Segura, Francisco Cano, le ha solicitado al delegado del gobierno y presidente de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla, Adolfo Gallardo, una solución que garantice el abastecimiento del municipio. La propuesta diseñada por Hidraqua consite en trasladar la toma de agua desde su ubicación actual en Rojales hasta Formentera del Segura, mediante la instalación de una tubería de fundición dúctil de 100 metros de longitud y 200 mm de diámetro, así como la construcción de una arqueta para la instalación del contador general y otros equipos de control.

Gallardo, tras conocer la problemática actual, se ha comprometido a ejecutar esta obra en el menor plazo de tiempo posible, teniendo en cuenta que la actuación requerirá el permiso de Carreteras de la Generalitat Valenciana por la afección a la CV-903.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*