Orihuela se prepara ante posibles inundaciones

Un simulacro pone a prueba las nuevas medidas adoptadas por el CECOPAL tras el desbordamiento del río Segura hace ahora un año

Orihuela está preparada para afrontar una situación de inundación como la que vivió hace ahora casi un año, cuando el río Segura se desbordó por primera vez desde su canalización hace 30 años. El Ayuntamiento, a través del Centro Operativo de Emergencia Municipal (CECOPAL), ha realizado este miércoles un simulacro para comprobar que todo está a punto en caso de una situación de emergencia, y probar las nuevas medidas que se han adoptado tras la situación real de inundación del pasado mes de diciembre.

En el mismo han participado los integrantes del CECOPAL que integran la Policía Local, Policía Nacional, Cruz Roja, el Hospital Vega Baja, Protección Civil, Guardia Civil, Consorcio Provincial de Bomberos así como la empresa Hidraqua.

El concejal de Emergencias, Víctor Valverde, ha detallado que como novedad se ha incorporado personal técnico del Ayuntamiento al CECOPAL para asumir tareas administrativas que hasta ahora realizaban los agentes de la Policía Local. Se trata de una medida que permitirá poner más efectivos en la calle, a pie de la emergencia.

Otra de las incorporaciones al Centro Operativo de Emergencia Municipal es la de los radioaficionados a través de la red REMER que también tendrán su papel en caso de riesgo de inundación que pueden ser un recurso de comunicación en caso de que todas las demás fallen. Mientras otras vías pueden verse afectadas por la lluvia, los temporales o el viento, la red REMER permite la transmisión y recepción de datos en todo momento. De ahí la iniciativa de incorporarla al CECOPAL con un recurso más.

El alcalde, Emilio Bascuñana, ha explicado que tras el episodio de inundaciones que se vivió en el municipio el año pasado se tomó notas sobre aquello que se podía mejorar, aunque la actuación de los cuerpos y servicios de emergencia funcionó a la perfección. Por ejemplo se han elaborado unos directorios con información práctica de la que hasta ahora no se disponía. Los archivos recogen teléfonos de interés, planos y mapas de la ciudad necesarios para abordar una situación de emergencia.

El simulacro, que se ha activado a las nueve de la mañana, ha servido también para comprobar que la centralita de la Policía Local no se colapsa pese a recibir unas 50 llamadas por minuto.

Bascuñana ha destacado la importancia de realizar estos ejercicios para comprobar que la maquinaria está engrasada y poder ofrecer una respuesta eficaz ante una situación de lluvia torrencial e inundación. “El simulacro ha sido tan real que no ha faltado ni la lluvia”, ha dicho Víctor Valverde.

También puede interesar

Publicidad

[yuzo_related]

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*