Unides Podem-EU eleva una PNL a Les Corts para evitar la urbanización de Cala Mosca

Estefanía Blanes: “queremos que todos los implicados escuchen a la sociedad y se sienten a buscar alternativas que eviten la destrucción definitiva de la última playa virgen de Orihuela y sus especies protegidas”

En el año 2007, el Pleno del Ayuntamiento de Orihuela aprobaba el Programa para el Desarrollo de Actuación Integrada de la UE-2 del Sector D-1 “Alameda del Mar” del PGOU de Orihuela. Un proyecto que, de consumarse, supondrá la construcción de más de 2.000 viviendas para uso turístico-residencial en Cala Mosca. Para Estefanía Blanes, portavoz adjunta Grup Parlamentari Unides Podem-Esquerra Unida en les Corts Valencianes, “estamos ante un espacio natural de enorme relevancia y valor tanto social como ambiental, que tenemos la obligación y el deber de proteger”. Cala Mosca, cuenta con especies de flora y fauna protegidas, como la Helianthemum y la Tudorella sulcata, y se presenta como uno de los pocos espacios naturales del litoral sur valenciano que se mantiene inalterado.”

Ante el riesgo inminente de que el alcalde, Emilio Bascuñana del PP, eleve al Pleno del Ayuntamiento de Orihuela la aprobación definitiva del proyecto, el Grup Parlamentari Unides Podem-Esquerra Unida en les Corts Valencianes, a través de su portavoz adjunta Estefanía Blanes, y el Grupo Municipal Cambiemos Orihuela, a través de su coportavoz Carlos Bernabé, han intensificado su colaboración institucional. En este sentido, han presentado una proposición no de ley para que les Corts rechacen la ejecución del proyecto de urbanización y soliciten al alcalde de Orihuela la creación de una Mesa de negociación en la que participen el propio gobierno local, todos los Grupos Municipales de la Corporación, la administración autonómica, el Gobierno de España y la mercantil Playa Salvaje, S.A.

En palabras de la portavoz adjunta de la coalición de izquierda, Estefanía Blanes, “queremos que se exploren todas las posibilidades jurídicas disponibles para revertir el Programa y buscar soluciones alternativas que eviten la destrucción de un enclave natural único y de sus especies protegidas” ha dicho Blanes, para quien “lo que ocurra en Cala Mosca puede suponer un antes y un después en el modelo urbanístico que queremos, se trata de elegir entre continuar siendo un ejemplo internacional de urbanismo depredador subordinado a los intereses privados de grandes empresas, o buscar un modelo más respetuoso con el medio ambiente que ofrezca un futuro verdaderamente sostenible y sometido al interés general.” Finalmente, la diputada de izquierdas ha querido dejar claro que “existe un amplio rechazo de las vecinas y vecinos ante este nuevo ´pelotazo´ urbanístico y las administraciones públicas tenemos que escuchar y actuar, por eso desde Unides Podem-Esquerra Unida apoyamos totalmente el objetivo de proteger Cala Mosca y vamos a pelear para conseguirlo.”

Por su parte, Carlos Bernabé, portavoz del Grupo Municipal Cambiemos Orihuela, ha manifestado que “Cala Mosca es el último kilómetro sin urbanizar de Orihuela Costa. Su entorno es uno de los pocos espacios naturales disponibles para uso y disfrute sostenible y comunitario en la costa oriolana, hablamos de un núcleo saturado de urbanizaciones y carente de zonas verdes o espacios públicos de calidad donde las vecinas y vecinos puedan disfrutar de su tiempo libre.” Para Bernabé, “este proyecto no sólo supone la destrucción de un espacio natural único, sino que el incremento poblacional supondría empeorar la ya precaria situación de los servicios públicos en la zona, como son el tratamiento de residuos sólidos urbanos y aguas residuales, o la saturación de tráfico por ejemplo.”

Cambiemos, que, junto a sus compañeros de coalición de CLARO, han venido batallando contra este proyecto, lamenta que, hasta la fecha el Gobierno de PP-C´s en Orihuela “ha optado por ponerse del lado del promotor y no del interés de las vecinas y vecinos del municipio”, por eso esperan que esta iniciativa parlamentaria de Unides Podem-Esquerra Unida sirva para explorar alternativas en la línea de proteger el territorio de Orihuela frente al ´ladrillazo´.

Finalmente, el concejal de la coalición de izquierda ecologista, ha manifestado que “han sido numerosos los sectores de la sociedad civil que han protestado contra la actuación y han expresado su voluntad de revertirla, con recogidas de firmas, manifestaciones e iniciativas políticas a escala local, autonómica e incluso europea que, durante los últimos años, han compartido el objetivo de proteger esta parte de nuestro territorio, por ello desde Cambiemos Orihuela y nuestros compañeros de coalición CLARO, creemos que ha llegado el momento de que el alcalde de Orihuela, Emilio Bacuñana, piense en sus vecinas y vecinos, que los escuche y actúe para la mayoría social y por un futuro sostenible, y no para los intereses de las constructoras y su enriquecimiento a corto plazo”.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*