Ximo Puig anuncia una compensación económica extraordinaria para el personal que ha estado en primera línea de la lucha contra la pandemia

El presidente avanza que, a partir de este jueves, se ha iniciado el pago de las ayudas de la Generalitat a las personas con rentas bajas afectadas por ERTE

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado en Las Cortes que el Consell concederá una compensación económica extraordinaria al personal que ha trabajado en la primera línea de la lucha contra la pandemia de COVID-19.

El presidente ha avanzado en la sesión de control de Las Cortes esta medida, que tendrá como eje central al personal sanitario, de atención social y de emergencias que ha estado en esa primera línea de combate contra el coronavirus.

Puig ha resaltado en este sentido que la Generalitat “está estudiando cómo y de que manera se les puede compensar económicamente también a aquellos que han dado la cara por todos” en la crisis generada por la expansión de la COVID-19.

El presidente ha subrayado que esta acción se podrá llevar a cabo gracias a la consecución, por parte del Gobierno de la Generalitat, de los recursos económicos adicionales que otorga el Ejecutivo central a través del Fondo No Reembolsable y que permitirán “dar respuesta a cuestiones que son absolutamente vitales”.

Ximo Puig ha manifestado que la respuesta dada por ambos gobiernos a la actual crisis económica es “bien diferente” a la que se dio en la anterior crisis, porque lo que se ha buscado en esta es “salvar a las personas”, con medidas como el Ingreso Mínimo Vital, y también el empleo, mediante la flexibilización de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

El jefe del Consell ha avanzado también, durante su intervención ante el pleno, que se ha iniciado ya el pago de las ayudas de la Generalitat a las personas con las rentas más bajas afectadas por ERTE.

Puig ha indicado así que este mismo jueves el conseller de Economía, Rafa Climent, ha asignado las ayudas, una vez recibidos todos los datos que se requerían para poder iniciar los pagos, un proceso en el que ha sido importante el trabajo realizado por Labora, la Agencia Tributaria Valenciana y la Dirección General de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

El presidente ha destacado, por otro lado, la respuesta dada por el sistema sanitario y sociosanitario público valenciano en la lucha contra la pandemia, lo que demuestra, tal y como ha enfatizado, una fortaleza que se ha visto afianzada por la inversión que le ha destinado la Generalitat en los últimos años.

Gasto per cápita en atención sociosanitaria

En concreto, el presidente ha expuesto en la Cámara los últimos datos disponibles de gasto real del Ministerio de Hacienda que acreditan que la Comunidad Valenciana es la autonomía de régimen común que más ha incrementado el gasto per cápita en atención sociosanitaria (sanidad y atención social), con un aumento del 20,5% en 2018 respecto a 2014. Por contra, ese gasto se redujo un 9% en 2014 respecto a 2009, según esos mismos datos.

El presidente ha subrayado también que ha sido precisamente el “extraordinario ejemplo” dado por la sociedad valenciana y la “entrega” del personal sanitario, sociosanitario y de emergencias el que ha hecho posible estar en una fase 3 avanzada, con 87 personas ingresadas por coronavirus, frente a las 2.189 que existían a principios de abril (11 de ellas en UCI, frente a 365), y con una cifra de altas que ya supera las 14.000 personas.

Puig ha argumentado también que la incidencia del virus en la Comunidad Valenciana es más baja que la media de España, y ha concretado, por ejemplo, que el número de contagios por 100.000 habitantes es 6 veces menor que el que registra la más afectada (La Rioja) y 4 veces menos que la segunda (Madrid). Por otro lado, la tasa de letalidad se sitúa por debajo de la mitad del conjunto de comunidades autónomas. Es 5,4 veces menor que la más afectada (Castilla-La Mancha) y 4,8 veces menor que la segunda (Madrid).

No obstante, como ha dicho el presidente, no cabe ningún “triunfalismo” ante esta cuestión, porque “el uso político del virus no salva vidas ni puestos de trabajo”. Puig ha reiterado en este punto su voluntad de “trabajar juntos”, “sin partidismos” y “sin ventajismo”, para acabar con la pandemia y lograr sentar las bases de la recuperación económica de la Comunidad Valenciana.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*