Ximo Puig pide escuchar la voz de Miguel Hernández para superar la crisis porque “no habrá sociedad sin cohesión social” ni “proyecto colectivo sin igualdad”

El responsable del Consell ha participado junto al ministro de Cultura en el acto celebrado en la Delegación del Gobierno para conmemorar el 110 aniversario del nacimiento del poeta oriolano

El presidentw de la Generalitat, Ximo Puig, ha pedido escuchar la voz de Miguel Hernández y la “reivindicación de justicia social” de su legado poético porque, como ha asegurado, tras la pandemia, “no habrá sociedad sin cohesión social” ni “proyecto colectivo sin igualdad”.

Ximo Puig ha participado junto al ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Uribes, en el acto celebrado este viernes en la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana para conmemorar el 110 aniversario del nacimiento del poeta oriolano.

El presidente ha saludado durante su intervención que el aeropuerto de Alicante-Elche, “la puerta más grande de entrada en la Comunitat Valenciana”, pase a llamarse aeropuerto Miguel Hernández, una decisión que se ha dado a conocer en este acto, a través de un mensaje grabado remitido por el ministro de Transportes, José Luis Ábalos.

El máximo responsable de la Generalitat ha subrayado la vigencia de la obra de Miguel Hernández, que “rezuma compromiso con los demás, lealtad al amor y la amistad y una profunda conciencia social”. “Esa reivindicación de justicia social es la que perseguimos. Para eso estamos aquí”, ha indicado.

“Por esa razón es la hora de profundizar en ese estado de bienestar que protege con más servicios públicos, con ERTE y ayudas a los sectores más golpeados, con un ingreso mínimo vital que hace de pasarela a lo que todo el mundo quiere y necesita: un trabajo”, ha continuado.

“Se agotó el individualismo. Se acabaron los amos”, ha dicho el presidente tras citar al poeta: “Los años de abundancia, la saciedad, la hartura eran solo de aquellos que se llamaban amos.

Para que venga el pan justo a la dentadura del hambre de los pobres, aquí estoy, aquí estamos”.

El presidente también ha recordado a Miguel Hernández para afirmar que ni el odio, ni el fanatismo tiene cabida en la “casa común” de la sociedad. Es “una buena noticia que el extremismo vaya quedando en el sitio donde siempre tuvo que estar: aislado”, porque “nada bueno se ha construido jamás a la contra, con el ‘no’ por encima de todo. Frente al rencor, amor”.

“Si queremos oír la voz de Miguel, y que nos inspire para este difícil momento, nada mejor que sus dos últimos versos, ese testamento poético que escribió en la prisión de Alicante el 28 de marzo de 1942 bajo el título ‘Eterna sombra’. Dijo Miguel, en sus últimas palabras: ‘Pero hay un rayo de sol en la lucha que siempre deja la sombra vencida’. Pensemos en ese rayo de luz. Sigamos a Miguel. Y disipemos toda sombra”, ha pedido.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*