Almagro: “Desde 2003 que se celebró ‘La luz de las imágenes’ no se ha hecho ninguna inversión en Patrimonio en Orihuela”

El concejal de Patrimonio rechaza que la ciudad se caiga a trozos, y aunque reconoce que hay que actuar en inmuebles privados en deterioro, considera que Orihuela ha cambiado a mejor en los últimos 30 años: “Eso sí era una ciudad cayéndose. Se ha hecho mucho”

Orihuela es la segunda ciudad más importante de la Comunidad Valenciana en cuanto a patrimonio cultural se refiere, solo por detrás de Valencia. Su legado como antigua capital del Reino de Valencia y su condición de sede de Obispado hacen que la capital de la Vega Baja haya atesorado históricamente un patrimonio que es su seña de identidad pero que a la vez dificulta la puesta en valor y su mantenimiento.

El estado del patrimonio preocupa en las calles y esto retumba también en redes sociales donde en los últimos tiempos han proliferado perfiles en los que se denuncia el mal estado en el que se encuentran edificios emblemáticos de la ciudad así como calles y rincones del casco antiguo.

A finales de mayo se cayó parte de la cubierta de la cubierta de la parroquia de las Santas Justa y Rufina obligando a la Diócesis Orihuela-Alicante a actuar de urgencia en el edificio, uno de los cinco monumentos nacionales con los que cuenta Orihuela considerado Bien de Interés Cultural (BIC).

Este hecho ha sacado a relucir comentarios que no son nuevos en la ciudad: ‘Orihuela se cae a trozos’. Una afirmación a la que suele acompañar siempre imágenes de la Calle Mayor repleta de redes o la cornisa del Palacio Episcopal con una maya para evitar que los posibles desprendimientos de los cascotes puedan causar daños en los viandantes.

Sobre esta afirmación, y sobre la situación del Patrimonio Histórico en la ciudad, habla el concejal del área Rafael Almagro, quien ha defendido en una entrevista con Diario de la Vega que en estos momentos “está todo el patrimonio en el punto de mira” del Ayuntamiento: Palacio de Rubalcava, antiguos juzgados, antigua Caja de Ahorros del Mediterráneo, Castillo y Torre Taifal o yacimiento ‘Los Saladares’.

“Desde 2003, año en el que se celebró ‘La luz de las imágenes’, no se ha hecho ninguna inversión en Patrimonio”, explica Almagro, quien señala que la Iglesia ha ido acometiendo obras de mantenimientos en los edificios de su propiedad -especialmente en Santo Domingo- “pero no se hacen obras de verdad en la recuperación” por parte de administraciones como la autonómica. En 2003 se invirtieron en Orihuela casi 20 millones de euros, de los cuales la Conselleria de Cultura invirtió casi 7,5 millones de euros.

En cuanto al estado que presentan algunos inmuebles del casco histórico el edil explica que se trata de propiedades privadas, por lo que el Ayuntamiento solo puede instar a sus propietarios a actuar para frenar su deterioro. Al menos hasta ahora, puesto que existe la figura urbanística del Agente Único Rehabilitador que permite a las administración adjudica la función de construcción de un solar edificable, a cambio de una retribución consistente en la obtención de un porcentaje de la nueva edificación, pero que los consistorios no suelen usar en España.

“Si coges una fotografía de Orihuela de hace 30 o 40 años la ciudad ha cambiado muchísimo y para bien, eso sí era una ciudad cayéndose a pedazos. Se ha hecho mucho”, asegura el concejal, quien sí reconoce los problemas existentes en algunas zonas como la calle Mancebería, calle El Colegio o Adolfo Clavarana. “Es cierto que ahí hay que actuar. Hay casas viejas en el casco histórico en un estado lamentable”, señala. Pero defiende que el estado de los inmuebles de la ciudad no es tan malo como se pinta en algunos foros: “Durante la DANA solo tuvimos el derrumbe de una casa en la Plaza San Lucía” mientras que señala a otras ciudades de la provincia como Alcoy que sufrió el derrumbe de cinco edificios durante el temporal Gloria, también el año pasado.

El Consell tiene en la actualidad cuatro informes de cuatro proyectos directos en los que trabaja el Ayuntamiento de Orihuela: Rubalcava, Antiguos Juzgados, antigua Caja de Ahorros de Monserrate y una actuación de urbanización en el monte de San Miguel.

El responsable en el área de Patrimonio repasa algunos de los proyectos pendientes en la ciudad.

Palacio Rubalcava

Palacio Rubalcava

El concejal Rafael Almagro asegura que será una realidad antes de que concluya la legislatura. La Conselleria echó para atrás el primer borrador del proyecto presentado por el Ayuntamiento pero ya se está trabajando, en conjunto con la Universidad de Alicante -adjudicataria del proyecto de rehabilitación- en subsanar las deficiencias. Una vez que tengan el visto bueno de la Generalitat podrán sacar las obras a licitación para que esté en marcha antes de finalice en actual mandato (en 2023) “como un espacio museístico y socioeducativo”.

Antiguos Juzgados

antiguos juzgados

Es el segundo proyecto de más urgencia para la Concejalía de Patrimonio, por detrás del Palacio de Rubalcava, puesto que se quieren trasladar a este edificio emblemático oficinas municipales para prestar servicios en mejores condiciones tanto para los trabajadores como para los vecinos.

Iglesia de San Agustín

A principios de 2019 el Ayuntamiento trató de que la Iglesia de San Agustín pasara a manos municipales a través de una permuta de propiedades matrimoniales entre la Diócesis y el Ayuntamiento. Una operación criticada por parte de la ciudadanía y que no salió adelante porque la frenaron en el Pleno los grupos de la oposición y Ciudadanos -en el equipo de Gobierno- que no estaba de acuerdo con la propuesta elevada por la Concejalía de Patrimonio Histórico. Almagro asegura que volverá a intentar sacar adelante este proyecto. “Tener un espacio así con capacidad para 1.000 personas en el centro de Orihuela en un templo desacralizado sería muy bueno para el municipio”, defiende el edil.

Saladares

En junio de 2019 el Ayuntamiento oriolano adquirió la parcela ‘Los Saladares’ en la que se asienta un yacimiento arqueológico de la Edad de Bronce que fue ocupado por Íberos, fenicios y griegos entre el siglo IX y el IV antes de Cristo.

Almagro avanza que se está trabajando para cerrar un convenio con la Universidad de Alicante (UA) para complementar las excavaciones arqueológicas que faltan y una puesta en valor del yacimiento dentro de un programa del periodo Íbero en la Comunidad Valenciana. De esta manera, Orihuela formaría parte del itinerario de yacimientos de la provincia de la provincia de Alicante.

Castillo de Orihuela

En la actualidad se están llevando a cabo las obras de consolidación y rehabilitación del lienzo de la muralla aneja a la Torre Taifal del Castillo de Orihuela. Una actuación de emergencia debido al mal estado de conservación de esta área y el peligro que supone para las personas.

Unas obras que suman un presupuesto total de 127.083,93 euros (IVA incluido) y fueron adjudicadas a la mercantil ARPA Patrimonio S.L. Después de la consolidación y restauración de la Torre Taifal, se iniciaron estas actuaciones en el lienzo de la muralla anexa en el tramo de la torre hacia la ciudad con el objetivo de evitar la degradación y salvaguardar este importante patrimonio histórico y cultural.

Unos trabajos que pretenden consolidar las ruinas del Castillo, protegerlas y considerar todo el entorno como un parque arqueológico visitable en Orihuela.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*