La Guardia Civil detiene en Redován a un hombre huido de la justicia desde hacía tres años

Junto a su hermano, también detenido, golpeó presuntamente a un anciano de 84 años que se había quedado con el coche averiado en medio de la carretera para robarle el dinero

La Guardia Civil ha detenido en Redován a un hombre, español de 34 años de edad, como presunto autor de dos delitos de robo con violencia e intimidación, un delito de robo con fuerza en el interior de una nave industrial y siete órdenes de búsqueda y detención. También se ha detenido a otro español de 33 años, hermano del anterior, como presunto autor de uno de los delitos de robo con violencia.

Agentes de la Guardia Civil de Callosa de Segura, en unión del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Almoradí, han procedido a la detención de un huidizo y peligroso individuo, prófugo de la justicia desde al menos tres años y que, durante este periodo, ha cometido presuntamente dos robos con violencia e intimidación y un robo con fuerza. Para la ejecución de uno de los delitos de robo con violencia contó con la ayuda de su hermano, también detenido.

Ha hecho falta cerca de un año de investigación y el despliegue de varios dispositivos operativos de la Guardia Civil para detener a un hombre y a su hermano, tras conocer su implicación en tres robos, dos de los cuales se cometieron bajo grave amenaza y violencia.

El primero de los hechos violentos ocurrió en el mes de junio de 2019, cuando los dos hermanos encontraron a un hombre de 84 años en una carretera de Callosa de Segura con el vehículo averiado. Se acercaron hasta él con la excusa de auxiliarlo, pero acabaron propinándole una paliza para arrebatarle la cartera. El anciano terminó indefenso sobre el suelo, con heridas en los antebrazos y hematomas en las rodillas.

El segundo robo con violencia e intimidación sucedió en el pasado mes de noviembre, cuando el principal sospechoso abordó a un hombre de 32 años en la localidad de Redován, al que amenazó de muerte y a punta de pistola, para sustraerle la cantidad de 600 euros.
Durante la investigación también se le atribuyó un robo en una nave industrial de un polígono de Cox, esta vez sin violencia, que dejó totalmente desmantelada al sustraer material valorado en unos 60.000 euros.

Un sujeto muy escurridizo
Escondido y protegido por su familia a lo largo de tres años, este individuo llegó a eludir hasta en dos ocasiones los fuertes dispositivos de seguridad ciudadana de la Guardia Civil, montados al objeto de proceder a su detención. En uno de éstos, nada más percatarse del operativo y justo antes de llegar al mismo, saltó del vehículo en el iba de pasajero y emprendió la huida por el monte hasta encontrar un buen escondite.

A mediados de la semana pasada, se estableció el operativo policial definitivo que dio captura a este hombre. Numerosos agentes de paisano comenzaron a seguirle, esperando el momento oportuno para detenerlo. La ocasión llegó cuando lo vieron entrar a un bar a comprar tabaco. Antes de entrar, tomó todas las precauciones necesarias para huir lo más rápidamente posible: dejó su coche arrancado y con la puerta abierta en la misma entrada del establecimiento. Sin embargo, su estrategia no funcionó porque los investigadores no le dieron ni un centímetro de margen de maniobra y lo detuvieron en la misma puerta cuando salía con los cigarrillos.

Este hombre, español de 34 años, fue detenido como presunto autor de dos delitos de robo con violencia e intimidación y un delito de robo con fuerza en las cosas. Sobre él pesaban nueve requisitorias judiciales en vigor, siete de ellas de búsqueda y detención.  Una vez puesto a disposición del Juzgado de Instrucción nº 1 de Orihuela, se ha decretado su prisión.

En cuanto a su hermano, que colaboró presuntamente en el robo con violencia al hombre de 84 años en Callosa de Segura, fue detenido con anterioridad y con mucha más facilidad, decretando el juzgado su ingreso en prisión con fianza.

En esta operación han participado agentes del Área de Investigación del Puesto Principal de Callosa de Segura y Equipo Territorial de Policía Judicial (ETPJ) de Almoradí, como principales agentes investigadores, y Guardias Civiles de Callosa de Segura, de la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) de Torrevieja y del Servicio Aéreo de la Guardia Civil, en los dispositivos de detención.

También puede interesar

Publicidad

[yuzo_related]

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*