La Policía Local de Orihuela usa la pistola eléctrica para reducir a un hombre extremadamente violento

Los agentes detuvieron al varón, de 51 años, tras caer fulminado al suelo como consecuencia de la descarga

La Policía Local de Orihuela tuvo que hacer uso de la pistola tipo Táser ayer para evitar que un hombre “extremadamente violento” siguiera produciendo daños e incluso agrediera a los agentes cuando trataban de detenerlo. Los hechos se produjeron anoche cuando recibieron la alarma de que un varón estaba arremetiendo contra coches usando incluso su propia cabeza y produciendo daños en varios vehículos así como en la puerta de una vivienda.

Los agentes desplazados tratan de frenar en su actitud al hombre, como puede verse en el vídeo que acompaña a la noticia, pero éste por el contrario desafía a uno de los policías profiriéndole insultos y tratando de agredirlo por lo que se ve obligado a retroceder sus pasos. Finalmente el agente utilizar el arma eléctrica para paralizar al agresor, que al recibir la descarga cayó fulminante al suelo. De esta forma pudo detenerse al hombre de 51 años.La intervención fue providencial para evitar males mayores.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*