Los bomberos rescatan en Rojales a una mujer de 70 años tras precipitarse a una piscina en obras

La mujer estaba apoyada sobre una balaustrada que cedió y se precipitó desde 4,5 metros de altura

Dos mujeres, una madre y su hija, de 70 y 40 años, resultaron ayer heridas tras caer desde una altura de unos cuatro metros y medio de altura a una piscina en construcción de una vivienda en la calle Costa de la Luz, en Ciudad Quesada, Rojales.

Las dos mujeres, de nacionalidad sueca, estaban apoyadas sobre una balaustrada cuando ésta cedió y acabaron precipitándose sobre el vaso vacío de la piscina en construcción que estaba repleta de hierro forjado.

La hija pudo salir por sus propio pie pero la madre tuvo que ser rescatada por los bomberos del parque de Almoradí, con ayuda de la Policía Local y personal sanitario. Pudieron sacarla con una camilla nido y fue trasladada al Hospital de Torrevieja con golpes y contusiones.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*