Vicent Soler destaca que el Gobierno ha atendido las reivindicaciones de la Comunidad con una inyección estimada de 1.463 millones del Fondo COVID-19

Subraya que la Comunidad recibirá una aportación “justa”, en torno al 9,1% del total, atendiendo a su peso poblacional y económico y a que la incidencia de la pandemia es 2,3 veces inferior a la media de España

El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, ha subrayado que “el Gobierno ha atendido las reivindicaciones de la Generalitat Valenciana en el reparto del Fondo No Reembolsable para hacer frente a la crisis de la COVID-19”. “La Comunidad Valenciana recibirá una aportación justa, que estimamos en unos 1.463 millones de euros, lo que supone un 9,1% del total de 16.000 millones, atendiendo a su peso poblacional y económico y a que la incidencia de la pandemia es 2,3 veces inferior a la media de España”, ha asegurado Soler.

El titular de Hacienda ha destacado que el Ministerio de Hacienda haya confirmado este martes, con la aprobación del Fondo COVID-19 en el Consejo de Ministros, el cambio de criterio inicial para incrementar el peso de la población en el tramo sanitario y la recaudación real de tributos en el de la caída de ingresos, tal como había reclamado el presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

Soler ha señalado que en dos de los tramos del Fondo No Reembolsable, el educativo y el de la caída de ingresos, la Comunidad Valenciana recibirá ingresos en torno al 11%, por encima de su peso poblacional. El conseller ha señalado, asimismo, que las cifras no son oficiales, sino una estimación, porque una parte del fondo está vinculada a la evolución del gasto sanitario hasta el 31 de octubre.

Vicent Soler ha señalado que es la primera vez que un Gobierno realiza una aportación extraordinaria de estas características a las comunidades al margen del sistema de financiación autonómica, tal como reclamó en su día el presidente, Ximo Puig. Además, ha hecho hincapié en que la distribución de los recursos es razonable y se ha producido tras un proceso de diálogo entre el Ministerio de Hacienda y las comunidades autónomas, “frente a las unilateralidades del pasado”.

El 12% de la caída de tributos

El responsable de Hacienda ha destacado que, en el tramo destinado a paliar la caída de ingresos de las comunidades, cuyo importe global es de 5.000 millones de euros, la Comunitat Valenciana va a recibir una aportación de 559 millones, según las estimaciones de la Generalitat, lo que supone el 11,2%.

Este tramo tiene dos bloques. El primero, de 4.200 millones, atiende a la disminución de ingresos por los impuestos cedidos no sujetos a liquidación (el impuesto de trasmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, el impuesto especial sobre determinados medios de transporte y los tributos sobre el juego). En este bloque, la Generalitat prevé disponer de unos 518 millones, lo que representa el 12,3%. El segundo bloque compensa la caída de ingresos en los servicios de transporte público dependiente de la comunidad autónoma y el Consell recibirá cerca de 41 millones de euros.

En cuanto al tramo sanitario, los cálculos de la Conselleria de Hacienda apuntan a una transferencia de unos 688 millones, lo que supone el 7,6% de los 9.000 millones asignados. Esta cantidad es sensiblemente superior a la planteada inicialmente por el Ministerio, que finalmente incrementó el peso de la población en la distribución de los recursos tal como había reclamado la Generalitat, frente a la ponderación de la afección de la pandemia. La Comunidad Valenciana es la quinta autonomía con menor impacto de la enfermedad.

Respecto al tramo educativo, con 2.000 millones de euros, la Comunidad contará con unos 216 millones, lo que supone el 10,8% de los recursos, que se han distribuido atendiendo también a un criterio de población y, en concreto, la de entre 0 y 27 años en las diferentes comunidades autónomas.

 

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*