Ximo Puig anuncia la contratación de 260 MIR sin plaza para reforzar el rastreo de COVID-19

También la puesta en marcha del plan para atender consultas por las tardes

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado que la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública reforzará la labor de rastreo de casos de coronavirus con la contratación de 260 personas licenciadas en Medicina que han realizado el examen MIR, pero no han tenido plaza, y ha avanzado también que el pleno del Consell aprobará este viernes el programa de autoconcierto para los equipos de Atención Primaria, que empezará a ponerse en marcha la próxima semana y permitirá incrementar las consultas por las tardes en los centros de salud.

Ximo Puig, que ha comparecido en la sesión de control de Les Corts, ha subrayado que “es el momento de parar la pandemia”, lo que, tal y como ha señalado, requiere de un refuerzo de las personas rastreadoras para intensificar las tareas de vigilancia, seguimiento y detección de casos y también de actuaciones para reforzar la Atención Primaria, una “vieja reivindicación” con la que fortalecer la labor asistencial que se da en este ámbito, fundamental para actuar contra los brotes de COVID-19.

“El sistema público de salud está absolutamente blindado”, ha manifestado el president, que ha recordado que la inversión en Sanidad ha aumentado en más de 1.000 millones de euros en los últimos años. Además, atendiendo a la tasa de incidencia de coronavirus en la Comunitat Valenciana en relación con otros territorios, ha revindicado tanto la labor de los y las profesionales de la Sanidad como los resultados de la dirección política que se está realizando de la gestión de la lucha contra la pandemia, siempre guiada por criterios de carácter técnico.

“Financiación récord” de 13.800 millones en 2021

El president también ha avanzado que la Generalitat dispondrá en 2021 de una “financiación récord” que, si se tiene en cuenta el déficit autorizado, llegará a 13.800 millones de euros, una cantidad que supone un aumento del 4,1% con respecto al actual ejercicio, y ello a pesar de la caída de los ingresos tributarios.

El jefe del Consell ha indicado que estas cifras demuestran que el Gobierno de España ve a las autonomías como responsables de administrar tres pilares del estado de bienestar que son claves para combatir la pandemia: la sanidad, la educación y la protección social, y tiene claro -ha agregado- que estos pilares tienen que estar adecuadamente financiados.

El objetivo final, ha recordado, es garantizar la suficiencia financiera para combatir la pandemia, blindar el estado de bienestar valenciano y tener una palanca económica para impulsar la reactivación y la creación de puestos de trabajo. Se garantiza así que la Comunitat “va tener recursos extraordinarios” para una situación que es extraordinaria.

En este sentido Puig ha remarcado que la propuesta del Gobierno supone que, entre los recursos que se mantendrán en 2021 a pesar de la crisis, y las aportaciones adicionales, la Comunitat Valenciana ganará 3.300 millones como resultado del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Se trata de un incremento de recursos que denota un “cambio de paradigma”, que supone pasar de los recortes del pasado a la defensa “del Estado social”.

“Nunca hemos tenido un fondo extraordinario con dinero que nos hayan llegado al margen del sistema de financiación”, ha subrayado Puig, quien, ha agregado, no obstante, que aunque “comienza a haber un poco de luz al final del túnel” se debe ir también “a lo estructural”, que es el cambio del modelo actual de financiación.

Por otro lado, el president también ha adelantado que la Generalitat confía en obtener del plan europeo React alrededor de 1.000 millones de euros, vinculados a la lucha contra el desempleo y para financiar gasto sanitario, garantizar la liquidez de las empresas e impulsar la digitalización y la sostenibilidad.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*