Alcaldes de la Vega Baja reclaman infraestructuras y un plan conjunto para prevenir posibles inundaciones

Los regidores de Orihuela, Guardamar, Almoradí, Dolores, Jacarilla y Redován evidencian que la dejadez de las distintas administraciones en la falta de mantenimiento de las infraestructuras y la poca previsión originó que el impacto de la DANA sobre la comarca fuera más catastrófico

Los alcaldes de la Vega Baja han reclamado nuevas infraestructuras hidráulicas y soluciones para que la comarca tenga herramientas suficientes para enfrentarse a un hipotético nuevo episodio de DANA. Los regidores de Orihuela, Guardamar del Segura, Almoradí, Dolores Jacarilla y Redován han participado en una mesa dentro de la jornada técnica del Plan de Regeneración ‘Vega RenHace’, organizada por la Generalitat Valenciana y celebrada en el AULA CAM de Orihuela.

En esa mesa los alcaldes han puesto en evidencia que la dejadez de las distintas administraciones en la falta de mantenimiento de las infraestructuras y la poca previsión originó que el impacto de la DANA sobre la Vega Baja fuera más catastrófico. Todos los regidores tienen claro que los episodios de lluvias fuertes se repetirán cada vez con más frecuencia, consecuencia del Cambio Climático, por lo que son conscientes de que es necesario buscar soluciones.

En este sentido, la regidora de Jacarilla, Pilar Díaz, ha asegurado que “el urbanismo ha condicionado los efectos de las lluvias del pasado mes de septiembre” por lo que ha señalado que “necesitamos una restructuración del urbanismo, renovar y crear nuevas infraestructuras o no vamos salir y estos episodios se repetirán”.

Por su parte, el primer edil de Dolores, Joaquín Hernández, ha expuesto que su municipio necesita infraestructuras para desaguar el agua, ya que “Dolores es el desagüe de la Vega Baja” puesto que todas las acequias van a parar a la localidad, una de las más afectadas por las inundaciones de septiembre. Hernández ha señalado que prácticamente todo Dolores es inundable y que la solución no puede ser que el pueblo desaparezca. “No es normal que en pleno siglo XXI una localidad esté 15 días bajo el agua”, ha señalado, apostando por realizar obras que garanticen que esta situación no volverá a repetirse en caso de fuertes lluvias.

La alcaldesa de Almoradí, María Gómez, ha subrayado la importancia de que las infraestructuras que se tienen estén bien cuidadas, ya que en el caso de esta localidad su problema principal fue la rotura, en varias ocasiones, de una de las paredes de contención del río Segura. Lo que provocó una inundación sin precedentes en el municipio. “Esa infraestructura debería haber estado cuidada, los alcaldes debemos exigir que se mantengan y se conserven bien”, ha destacado, al tiempo que ha señalado que es necesario “un proyecto global por la Vega y además rápido para buscar soluciones concretas que puedan ofrecer seguridad a nuestros vecinos”.

Por su parte, el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, ha señalado que la Vega Baja no puede rendirse ante esta circunstancia y debe tener “ambición” para poder buscar una solución, ya que gran parte de la comarca se encuentra en zona inundable. “La solución no es resignarnos, sino forzar al máximo los recursos que tenemos y buscar soluciones que no se limiten a infraestructuras hidráulicas, también de comunicación a través de carreteras y ferroviarias”.

El primer edil de Guardamar del Segura se ha centrado en la problemática del río Segura “que si estuviera en condiciones no estaríamos hablando de este mal”. Además ha hecho hincapié en que más allá de construir nuevas infraestructuras es necesario también “centrarnos en lo que ya tenemos”. “Si lo que tenemos lo tuviéramos en condiciones se hubiera minimizado mucho el impacto”, ha señalado. En el caso del municipio, el desagüe del Viejo Cauce del Segura no funcionó, lo que supuso un empeoramiento de la situación durante las inundaciones.

La mesa de intervenciones la ha cerrado la alcaldesa de Redován, Nely Ruiz, quien ha señalado que la comarca necesita ayuda de las administraciones para crear grandes infraestructuras que los pequeños municipios no pueden llevar a cabo. “Necesitamos que se canalice toda la Vega Baja porque somos zona inundable”, ha dicho.

También puede interesar

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*