Benejúzar acoge el segundo curso de ‘Agricultura Ecológica’ promovido por CONVEGA y dirigido a desempleados de la comarca

ayuntamiento Benejúzar-exterior 1

El objetivo es fomentar el emprendimiento agroecológico y la práctica de una agricultura sostenible y respetuosa con el medio

El Consorcio para el Desarrollo Económico de la Vega Baja (CONVEGA), en colaboración con el Servicio Valenciano de Empleo y Formación  (SERVEF), va a poner en marcha el Curso de Formación Profesional para el Empleo ‘Agricultura Ecológica’ dirigido al colectivo de personas desempleadas de la comarca.

El curso homologado, con el que se adquiere el Certificado de Profesionalidad de la especialidad, tiene una duración de 530 horas y se desarrollará en la Casa de la Juventud de Benejúzar. En estas instalaciones se va a impartir la fase teórica, mientras que la parte práctica se desarrollará en una finca de 3.000 metros cuadrados, en la que los participantes podrán aplicar los conocimientos adquiridos haciendo uso de las herramientas y maquinaria necesarias para el desarrollo de la actividad.

Es el segundo año consecutivo que tiene lugar este curso promovido por Convega con el objetivo de fomentar el emprendimiento agroecológico y la práctica de una agricultura sostenible y respetuosa con el medio.

La agricultura ecológica

La agricultura ecológica es un sistema agrario que busca la obtención de alimentos de máxima calidad respetando el medio ambiente y conservando la fertilidad de la tierra, mediante la utilización óptima de los recursos naturales y sin el empleo de productos de síntesis química, procurando así un desarrollo agrario sostenible.

La producción ecológica favorece el aumento de la biodiversidad dado que los tratamientos plaguicidas son altamente selectivos. Por otro lado, la no utilización de productos químicos, la disminución de tratamientos o el mantenimiento de la cubierta vegetal contribuye a evitar emisiones contaminantes a la atmósfera, por lo que esta técnica puede considerarse beneficiosa en la lucha contra el cambio climático. En este sentido, resulta claro que la agricultura ecológica contribuye plenamente a los tres objetivos transversales del desarrollo rural, innovación, medioambiente y cambio climático, en la medida que representa una oportunidad para la introducción de nuevas técnicas, que requieren una formación especializada en aras a obtener una producción respetuosa con el entorno y no emisora de gases contaminantes.

La agricultura y alimentación ecológicas plantean nuevos métodos de producción en respuesta a la cada vez más creciente demanda de la ciudadanía de alimentos sanos y seguros, cultivados con el mayor respeto al entorno donde se producen y asumiendo los valores sociales que esto supone.

 

También puede interesar

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*