Cae una banda que vendía contratos laborales fraudulentos en la Vega Baja

Los 21 detenidos cobraban hasta 1.700 euros a los interesados y fingían que trabajaban en dos locales de comestibles en la Vega Baja y Murcia

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la ciudad de Alicante a 21 personas y han desarticulado una Organización Criminal dedicada presuntamente a la venta de falsos contratos de trabajo que eran utilizados por los adquirentes para cobrar fraudulentamente prestaciones o subsidios de la Seguridad Social o para obtener y renovar permisos de residencia en España, incluso para reagrupar familiares extracomunitarios.

La investigación ha sido desarrollada por el Grupo III de la Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsedades Documentales de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Alicante y tuvo su inicio en una alerta emitida por la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social.

Según las pesquisas de los agentes la organización utilizaba dos empresas dedicadas al comercio al por menor de bebidas y comestibles, ubicadas en la Vega Baja y Murcia.

Desde un primer momento pudieron constatar que el número de contratos era exageradamente alto para el volumen de actividad mantenida por las empresas y que la práctica totalidad de las personas contratadas habían obtenido de dicha relación laboral algún beneficio a cargo de Seguridad Social o había sido utilizada para todo tipo de trámites relacionados con la regularización de la situación de residencia en España.

En el transcurso de la investigación se realizaron multitud de vigilancias en los locales, pudiendo comprobar que la mayoría de las personas contratadas no acudían a su puesto de trabajo, incluso alguno de ellos se encontraba en el extranjero.

Tras tomar declaración a varios de los propios empleados, los mismos no conocían a la gran mayoría de los contratados que deberían encontrarse trabajando junto con ellos.

Gran parte de los contratos trataban de relaciones laborales ficticias y el documento que acreditaba dicha relación laboral había sido adquirido mediante precio, llegando a abonar en algunos casos más de 1.700 euros.

Los policías lograron identificar al cabecilla de la Organización, el cual contaba con una persona que ejercía las labores de mediación, captación y otra que realizaba las labores de asesoría como medio para continuar con las actividades ilícitas. Todos ellos ya contaban con antecedentes policiales por hechos similares.

La investigación ha contado con la dificultad añadida de que los detenidos al contrario que en otros casos, estaban al corriente de pago del seguro de los trabajadores con el fin de no despertar sospechas y complicar el descubrimiento de las irregularidades, repercutiendo estos pagos en el importe que las personas implicadas debían pagar por los contratos de trabajo fraudulentos.

Para finalizar la investigación por parte de los agentes de la UCRIF se estableció un dispositivo policial especial en el que se procedió a la detención de los cabecillas de la Organización y de las personas que hicieron uso de los contratos fraudulentos. También en el mismo operativo se realizó la inspección de los establecimientos utilizados por las empresas como lugares de trabajo.

Tres de los detenidos de nacionalidad española y pakistaní y con edades comprendidas entre los 41 y 51 fueron puestos a disposición de los Juzgados de Instrucción de Orihuela y de Alicante. El resto de los arrestados fueron puestos en libertad tras ser oídos en declaración en la Comisaría Provincial de Alicante.

También puede interesar

Publicidad

[yuzo_related]

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*