El PP consigue que se resuelvan las deficiencias en el Dictamen de la DANA y se incluya la permanencia del Tajo-Segura

El PPCV consigue que se inste a las administraciones públicas para que se incluyan las actuaciones necesarias para evitar las consecuencias de otra DANA

El Grupo Popular en Les Corts valencianes (GPP), ha conseguido hoy que los partidos del Botànic acepten la mayoría de las reclamaciones contenidas en el voto particular del PP a la Comisión de la DANA, según ha explicado hoy la portavoz de Medio Ambiente, Elisa Díaz.

Así, ha detallado que “hemos conseguido que se resuelvan muchas de las deficiencias” que presentaba el Dictamen. De esta manera, ha explicado el voto particular del PPCV porque “no es que no estuviéramos de acuerdo en lo que decía el dictamen, estamos de acuerdo en muchas cuestiones, pero en alguna cuestión específicas como que diga que el plan Vega Renhace respondía a todas las cuestiones prácticamente que hemos tratado en la comisión no lo podíamos aceptar, porque no era cierto”.

Tanto es así que “muchas de las ayudas de emergencia dirigidas a personas, empresas y ayuntamientos de la Vega Baja, y muchas de las cifras aportadas en el Dictamen no se correspondían con los datos oficiales publicados por el Consell, puesto que o bien no han sido recogidos en su totalidad en los presupuestos, o ni si quiera aparecen”.

En este contexto, ha señalado que además “había muchas deficiencias” y ha explicado que “no se entendía que no se incluyera que el Plan para la Reconstrucción haya contemplado una actuación concreta o priorizado determinadas actuaciones tanto por el Gobierno central como por el Consell respeto a obras que minimicen el impacto de riesgo de inundación en La Vega Baja. De esto trataba esta comisión”.

“Nos parece increíble que hubiera un apartado en el que se hablara de reducir la vulnerabilidad económica y social de La Vega baja y en ese apartado no se citara en absoluto al trasvase Tajo-Segura”, ha explicado.

El Trasvase Tajo-Segura, que riega una superficie agraria del 61,65% del regadío en la provincia de Alicante, es esencial para el mantenimiento de gran parte de los cultivos de regadío de la Vega Baja. Por todo ello, y “a la vista de su innegable importancia socioeconómica y ambiental, es absolutamente necesario para el futuro de la Vega Baja por lo que reclamábamos su mantenimiento en sus condiciones actuales y hemos rechazado cualquier posible minoración del mismo por parte del Gobierno de España”.

Además, el PP ha logrado que todos los grupos menos VOX se sumen a la exigencia al Gobierno de España y al Consell para que se adopten todos los acuerdos que resulten necesarios para garantizar su permanencia.

En otro orden de cosas, “nos sorprendía que se hablara de cooperación interadministrativa pero no de la necesaria colaboración público-privada para adoptar soluciones que eviten una catástrofe como la ocurrida en septiembre de 2019, máxime teniendo en cuenta la necesidad de colaboración con los Juzgados Privativos de Aguas y las Comunidades de Regantes sobre las acequias y azarbes, infraestructuras básicas en la evacuación del agua hacia el mar”.

En este contexto, la portavoz de Medio Ambiente ha señalado que “aunque se han sumado la mayoría de peticiones del PP, hay otras cuestiones que no se han incluido , entre otras, los trabajos realizados por la mesa Foro Fuerza Vega Baja o la petición a la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) para que volviera a formar parte de la mesa provincial del agua de Alicante.

 “Estamos orgullosos de que nuestro voto particular se haya conseguido que el Dictamen tenga más objetividad y contemple la defensa de los intereses de La Vega Baja”, ha señalado.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*