Escolares de Orihuela participan en una reforestación en el Mirador del Monte San Miguel con motivo del Día del Árbol

Han participado 32 escolares de 5º y 6º de Educación Primaria del Colegio Jesús María San Isidro de Orihuela

El Concejal de Medio Ambiente, Dámaso Aparicio, ha presentado esta mañana con motivo del Día del Árbol en la Comunidad Valenciana, que se celebra el próximo 31 de enero, una reforestación en las inmediaciones del Mirador del Monte San Miguel donde han participado 32 escolares de 5º y 6º de Educación Primaria del Colegio Jesús María San Isidro de Orihuela.

Y es que, este lugar también sufrió las consecuencias de las inundaciones del pasado mes de septiembre, por lo que, desde esta misma Concejalía han puesto en marcha la recuperación del entorno poniendo especial “énfasis en recuperarlo, no sólo en cuanto a infraestructura, adecuando esos daños, sino también poniendo en valor paisajísticamente este lugar”, ha explicado el edil de Medio Ambiente.

Con el objetivo de preservar y mantener la zona se han realizado varios trabajos de consolidación, reparación, restauración y delimitación con la inclusión de un vallado de madera en los terrenos donde se asienta el Mirador del Monte San Miguel.

Como ha manifestado Aparicio, tras finalizar estas intervenciones y “con motivo del Día del Árbol en la Comunidad Valenciana, hemos querido compartir esta fecha con los más pequeños ya que la educación ambiental es fundamental y desde la Concejalía de Medio Ambiente vamos a hacer hincapié en ese sentido”.

Además, hoy 28 de enero, se celebra el Día Mundial por la Reducción de Co2 por lo que esta actuación también ha sido importante en este sentido con el objetivo de reducir las emisiones de este gas, concienciando al mismo tiempo a los estudiantes a ser más respetuosos con el medio ambiente.

En esta actividad, dos grupos de 32 alumnos del Colegio Jesús María San Isidro han plantado cerca de 400 especies arbóreas con la finalidad de resforestar y adecuar el área del Monte San Miguel.

Se trata de una zona muy visitada que se encuentra dominada por el Palmeral de Orihuela y que constituye el inicio de varios senderos que discurren hacia las zonas de escalada de la Pared Negra y el citado Monte San Miguel.

“Los niños han venido a pie, ya que el colegio se encuentra justo al otro lado de la cantera, desde el Barrio de San Isidro han dado un paseo por el Sendero del Monte San Miguel, disfrutando de una mañana espléndida, concienciándolos y haciéndolos partícipes de esta actividad”, ha destacado el concejal de Medio Ambiente.

Entre los 400 ejemplares autóctonos que han plantado los escolares se encuentran árboles como el algarrobo, olivo e higuera, así como otros arbustos y plantas aromáticas como albaida, romero, lentisco, esparto, albardín, cornical, ephedra y ciprés de Cartagena.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Orihuela está llevando a cabo las actuaciones de reforestación del área de manera consensuada, por este motivo el concejal también ha pedido la colaboración por parte de la Conselleria por la necesidad de reforestación que presenta esta zona.

Desde la Concejalía de Limpieza Viaria y Residuos Sólidos Urbanos, también encabezada por Aparicio, el edil ha informado que “se ha construido un nuevo punto limpio con un cerramiento de madera para que todos los contenedores estuvieran en un punto cerrado e integrado paisajísticamente dentro del entorno, por lo que estamos muy contentos”.

Asimismo, se ha reconstruido la barrera que limita el acceso a vehículos hacia la cantera del Oriolet para evitar que se puedan verter residuos ilegalmente en este enclave.

Dámaso Aparicio ha estado acompañado por el gerente de Hidraqua, Juan José Alonso, empresa colaboradora en esta actividad proporcionando los árboles que se han reforestado así como el compost, un abono especial que se produce en el Campus de Desamparados de la Universidad Miguel Hernández y que se obtiene por medio del tratamiento de las podas municipales mezcladas con los lodos de la depuradora.

Como ha manifestado Alonso, “todo esto se financia gracias a la colaboración ciudadana por medio de la factura sin papel. Por cada factura que pasa a ser electrónica, nos comprometemos a plantar un árbol y el año pasado plantamos 20.000 árboles en el conjunto de la Vega Baja”.

Finalmente, y con la colaboración de la Concejalía de Medio Ambiente, se está intentando además potenciar el uso de agua regenerada para el riego de árboles, donde varias zonas del casco urbano ya se están regando con este tipo de agua procedente de la depuradora.

También puede interesar

Publicidad

[yuzo_related]

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*