Almoradí adapta el tramo desde el casco urbano a la ciudad deportiva para la seguridad de ciclistas y peatones

Un proyecto ambicioso basado en dar seguridad y accesibilidad a todos los usuarios que se desplacen desde el centro hasta la instalaciones deportivas

El Ayuntamiento de Almoradí ya ha cumplido con uno de sus proyectos, unir, con carriles bicis y zonas accesibles para peatones, el casco urbano, desde el pabellón Venancio Costa, con la ciudad deportiva, pasando por el estadio de fútbol Sadrián. La alcaldesa, María Gómez, ha destacado que con este proyecto se consigue conectar dos zonas muy transitadas, sobre todo por usuarios de las instalaciones deportivas, proporcionándoles seguridad y accesibilidad, algo de lo que carecía Almoradí.

Se trata de una iniciativa que se ha desarrollado de manera transversal con el trabajo de distintas concejalías, dando como resultado que las bicicletas en Almoradí tengan su espacio, trazando un práctico recorrido que transcurre desde el centro hasta la huerta.

El nuevo carril bici ha sido dividido en distintos tramos, donde han sido instaladas, para mayor seguridad, unas treinta farolas que cuentan con sensor de movimiento y son de iluminación solar. Uno de los tramos discurre por el casco urbano, en las calles Albatros, Gaviotas y Europa, desde el Polideportivo Municipal Venancio Costa hasta el Estadio Municipal Sadrián, con la señalización de un ciclocarril, compartido por vehículos a motos y bicicletas, contando con una señalización horizontal que limita la velocidad a un máximo de 30 km/hora.

En el proyecto también se ha realizado un itinerario peatonal accesible, con rampas en aceras, desde el polideportivo hasta el campo de fútbol. Y otra de las actuaciones ha sido la pavimentación y señalización del camino rural de tierra entre la calle Gaviotas y la carretera CV-912. En ese tramo se ha limitado el tráfico rodado a residentes, haciendo diferenciación entre zona de bicicletas y de peatones.

Por último, se han construido 100 metros lineales de acera y se ha señalizado el ciclocarril desde el cruce de la CV-912 hasta el pabellón Mayte Andreu, en la ciudad deportiva. Pero además Carreteras ha instalado un paso de peatones elevado.

Este proyecto ha tenido un coste de 242.000 euros, cofinanciado por la Generalitat Valenciana, a través del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE), y la Unión Europea, a través del Programa Operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*