Callosa contrata una auditoria externa para averiguar la totalidad de la deuda y facturas impagadas generadas entre 2015 y 2019

Archivo

El consistorio no ha cobrado de ADIF, y existen procedimientos judiciales abiertos contra la liquidación, por lo que estamos “condenados a la devolución de 40 mil euros”

El Ayuntamiento de Callosa de Segura ha decidido contratar una auditoria externa, después del trabajo interno de recopilación de datos, facturas y sentencias contra el Ayuntamiento que han “aflorado” una deuda del Consistorio, muy superior a la que reflejaba el informe de intervención que recibió el Concejal de Hacienda en junio de 2019, tras la toma de posesión.

El Concejal de Hacienda, Trino Grau indica que “el otro día el Alcalde hizo público una relación de datos y deudas que hemos recopilado en los últimos 12 meses de trabajo, y que cuya cuantía, supera con creces los informes recibidos desde intervención. Han aparecido sentencias en los cajones sin cumplir, facturas sin pagar y compromisos sin satisfacer que alcanzan los 2,9 millones de euros”.

“Por este motivo- asevera Grau- el Ayuntamiento va a contratar a una auditoria externa, a profesionales Auditrores de Cuentas inscritos en el ROAC, para que fiscalice de manera cualificada todo el trabajo, porque mucho nos tememos que habrá más sorpresas desagradables, que al final, tenemos que asumir todos los callosinos”.

El Concejal de Hacienda ha salido al paso de los retrasos en los pagos a proveedores “es cierto que ha habido desajuste, precisamente por el hecho de que hemos tenido que hacer frente a muchas deudas acumuladas por el anterior equipo de gobierno y, porque antes solo se contabilizaba el pago a proveedores, y desde
el Ayuntamiento estamos resolviendo deudas con proveedores y también con organismos e instituciones a los que hace años que no se pagaba”.

Por otra parte el Concejal de Hacienda ha explicado cual es la situación con ADIF. Para que todo el mundo lo entienda “el Ayuntamiento mandó una liquidación a ADIF por 2 millones de euros, a causa de las obras del tren, a su paso por la sierra de Callosa. Adif nunca contestó ni recurrió la liquidación por lo que el juzgado la estimó. Unos ingresos que estuvieron contemplados en los presupuestos y que nunca se cobraron”.

“Con la entrada de este Equipo de Gobierno y tras una reunión con SUMA, se nos informó de que existen varios procesos judiciales abiertos contra el Ayuntamiento de Callosa a causa de esta liquidación, por lo que no solo Callosa no ha cobrado un solo duro de ADIF, sino que además hay que devolver una ejecución de embargo de 40 mil euros que se realizó a cuenta de esos ingresos presupuestados por el anterior equipo de gobierno”.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*