Cambiemos eleva una moción al Pleno para preservar edificaciones de arquitectura tradicional en el municipio

Insta al Gobierno Local a que incluya como Bien de Relevancia Local a Finca Langostina, elemento de valor histórico y etnográfico centenario que no fue protegida en el PGOU

Cambiemos Orihuela plantea la necesidad de proteger y conservar el patrimonio arquitectónico tradicional y propone hacerlo a través de un plan municipal de conservación, ha explicado María Sandoval “En nuestro municipio todavía conservamos construcciones características de la arquitectura rural de nuestro campo y huerta que albergan gran valor. En esta moción lo que planteamos son dos cuestiones fundamentales, por una parte que se amplíe, actualice y mejore la conservación y protección de las edificaciones y elementos con características que tienen que ver con la cultura del medio rural de finales del SXIX y principios del XX. Y por otra la consideración como bien de Relevancia Local de Finca Langostina, con la consiguiente protección”.

“Por arquitectura tradicional nos referimos a las casas de labranza en las que todavía se pueden encontrar hornos, aljibes, muros de piedra seca, etc. y que se caracterizan por su adaptación al medio debido a que utilizaron materiales de la zona para su construcción, lo que las hace sostenibles con el entorno, a la par que guardan conocimientos ancestrales que se están perdiendo. Son por tanto, elementos históricos y etnográficos de valor cultural que tenemos la obligación de conservar” ha explicado la concejala de Cambiemos.

La edil ha señalado que “nuestro municipio cuenta con un ejemplo que viene sufriendo desde los años 90 el acoso del modelo urbanístico que arrasa nuestro territorio. Es el caso de Finca Langostina, situada en las Lomas de Don Juan y que se ha visto gravemente afectada por su inclusión en el PAU 25 y en el Proyecto de reparcelación de dicho PAU, que partió la propiedad de la familia Wesenauer, la propietaria, en dos parcelas, otorgando a un tercero una de ellas para la construcción de viviendas. Hace treinta años que sus propietarios viven una serie de atropellos (incendio de la pinada cercana, derribo de muros del jardín, tala de árboles centenarios y corte de accesos, entre otros) por parte de la constructora que ha apurado cada metro adyacente a la finca para edificar adosados. Por esto solicitamos también al Gobierno Local que otorgue la figura de Bien de Relevancia Local a esta finca ya que cuenta con informes, tanto pericial como patrimonial en los que se reconoce el alto valor etnográfico e histórico de esta finca, tanto la casa labriega como su entorno.”

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*