El Ayuntamiento de Rafal inicia la demolición del edificio del Sindicato Agrícola ante el mal estado del inmueble

El derribo permitirá habilitar el solar como zona de aparcamiento público para vehículos tras su limpieza y adecuación

El Ayuntamiento de Rafal inicia hoy los trabajos de demolición controlada del Edificio del Sindicato Agrícola, un inmueble de casi cien años situado entre las calles Maestra Alejandrina y Antonio Mula. Tal y como ha indicado el concejal de Obras Públicas, Gabriel Valero, “se trataba de una edificación muy antigua que se encontraba en muy malas condiciones de conservación, y del que el Ayuntamiento inició hace varios años el expediente de situación legal de ruina”. De esta manera, y “tras realizar diferentes estudios y barajar varias posibilidades, se ha decidido finalmente proceder a su demolición controlada, ya que el mal estado de la estructura y de su fachada y elementos podía suponer un peligro para los viandantes por posibles desprendimientos”, ha manifestado el concejal.

Los trabajos de derribo se desarrollarán durante varios días, afectando a las calles Antonio Mula Franco y Juan XXIII, que se cortarán al tráfico desde las 8:00 de la mañana a las 20:00 de la noche. Asimismo, no estará permitido el estacionamiento de vehículos en toda la calle Maestra Alejandrina, así como parte de las calles colindantes Juan XXIII y Antonio Mula Franco. Una vez concluyan los trabajos y se proceda a la limpieza y retirada de los escombros, “está previsto su acondicionamiento como zona de aparcamiento público, para facilitar el aparcamiento a los residentes de las calles cercanas que en este momento también se encuentran en obras”, ha informado Noemí Cutillas, concejala de Urbanismo.

El inmueble, de planta baja y unos 465 metros cuadrados de superficie, fue construido por la Cooperativa Agrícola Católica de Rafal en 1927 para albergar la sede de este desaparecido sindicato. Tras su cesión al Ayuntamiento en enero de 2021, entró a formar parte del patrimonio municipal con la firma de la escritura pública de cesión de los activos de la Cooperativa Agrícola entre su liquidador, Salvador Torres, y el alcalde de Rafal, Manuel Pineda. El primer edil ha indicado que “aunque lamentablemente no ha podido recuperarse o conservarse algún elemento por su mal estado, este edificio formaba y formará parte de la historia de nuestro pueblo, un municipio eminentemente agrícola y que ha vivido de la tierra y la huerta desde sus inicios”.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*