Bigastro elimina un punto negro instalando una rotonda en el casco urbano

El edil de Urbanismo también ha anunciado que también se ha proyectado un ecoparque para el municipio

El concejal de Urbanismo y de Medio Ambiente de Bigastro, Antonio Meseguer, ha visitado esta mañana la recién finalizada obra de seguridad vial y ordenación del tráfico en la Avenida General Bañuls en el cruce con la calle La Balsa y Luis Gálvez, donde se ha colocado una rotonda, tras un periodo de pruebas de tres semanas, dando como resultado mayor comodidad para el peatón, con obras de accesibilidad, así como fluidez en el encuentro de las cuatro calles, evitando accidentes.

Esta obra está enmarcada dentro del Plan de Obras y Servicios que ascendía a un total de 450.000 euros, procedentes de la Diputación Provincial, repartidos en distintas actuaciones, ésta última ha contado con una inversión de 60.000 euros, “eliminando uno de los principales puntos negros del tráfico en el casco urbano que presentaba muchos accidentes y muchos problemas de fluidez de tráfico, además de dificultades para el peatón sobre todo en horas puntas” ha explicado Meseguer.

La actuación también recogía obras de accesibilidad en toda la avenida, un total de 800 metros, reordenando todo el tráfico, incluyendo reductores de velocidad, marcando las paradas de autobuses y mejorando el aparcamiento.

En otro orden de cosas, el edil ha anunciado un nuevo proyecto para el Polígono Industrial “nuestra intención es seguir mejorando la productividad de un polígono que tiene más de 30 años y en el que nos encontramos problemas de ordenación, de tráfico o de accesos, ya hemos llevado a cabo allí cuatro proyectos, prácticamente se ha invertido un millón de euros y hemos considerado que todavía hay que mejorarlo más, por lo que hemos proyectado además de obras de aparcamiento, mejora de accesos y seguridad, el hacer un ecoparque, muy necesario en el municipio, trabajando por la mejora de la sostenibilidad” ha destacado Antonio Meseguer, quien ha adelantado que ya se ha presentado el proyecto en el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial, IVACE, siendo una actuación que requiere unos 200.000 euros de inversión.

También puede interesar

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*