El 48% de las empresas de la Vega Baja han mantenido su actividad durante la crisis del COVID-19

Vista aerea Poligono Industrial Puente Alto Orihuela2

Una encuesta en la que ha participado ASEMVEGA revela el esfuerzo del empresariado de la comarca para seguir en activo y conservar sus plantillas

El 48% de las empresas de la Vega Baja han mantenido su actividad durante los meses que ha durado la crisis del COVID-19, a pesar de las dificultades provocadas por la hibernación de la economía nacional e internacional. Así se desprende de un estudio de ámbito autonómico que ha realizado la Federación de Polígonos Empresariales de la Comunitat Valenciana (FEPEVAL) con la colaboración de la Asociación de Empresarios de la Vega Baja (ASEMVEGA).

De este porcentaje un 31% han seguido activas de manera parcial y un 17% totalmente. Para ASEMVEGA se trata de un dato que refleja el esfuerzo que están realizando las empresas si se tiene en cuenta que entre las perspectivas del 80% de estas compañías estaba una caída de facturación superior al 50%. Otro dato relevante es que, a pesar de la caída de los ingresos, el impacto en las plantillas va a ser menos intenso, ya que el 54% de las Pymes y Micropymes reducirán sus equipos menos del 25%.

Las empresas consideran que la caída de los ingresos se ha producido principalmente por el cierre por obligación legal (50%), a la falta de demanda (23%) y a la imposibilidad de realizar su actividad (21%).

De la encuesta se desprende que las empresas relacionadas con la hostelería, comercio mayorista y minorista; reparación de vehículos de motor y motocicletas y otros servicios, son las que mayor impacto sobre la facturación tendrán. Mientras que el impacto en las plantillas será mayor en las empresas relacionadas con la información y comunicaciones y otros servicios (agricultura, ganadería, silvicultura y pesca, actividades inmobiliarias, actividades administrativas y servicios auxiliares, educación y actividades sanitarias).

Los empresarios consideran que es de vital importancia que no se adopten medidas nuevos impuestos, agilizar pagos pendientes a las empresas por parte de la Administración y que se proporcionen bonificaciones en la cuota de autónomos, entre otros.

ASEMVEGA considera que para que las empresas de la Vega Baja vuelva a recuperar totalmente el pulso económico es necesario que tengan facilidades para acceder a las líneas de financiación; dispongan de un marco impositivo adecuado para este momento de profunda crisis; se realicen las inversiones en infraestructuras que aporten competitividad al territorio; se realicen campañas de promoción para atraer turismo residencial y familiar; la Administración local se convierta en un aliado de los empresarios agilizando todos los trámites y se aceleren los pagos y las inversiones comprometidas para resolver el impacto de la DANA.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*