El PSOE denuncia que Orihuela ha pagado casi 300.000 euros por un local sin activad desde 2017

Ayto Orihuela

Critican que con la compra anunciada ayer por 224.000 euros, ya se han abonado casi 50 millones de las antiguas pesetas y los vecinos continúan sin un local en condiciones donde acudir

El concejal socialista Luis Quesada ha valorado esta mañana la adquisición por parte del Ayuntamiento del local situado en la pedanía de Desamparados y que lleva alquilado desde 2017. Quesada ha asegurado “ahora empezamos otro capitulo, ya que nos tememos que a pesar de la compra el Gobierno no tiene ni proyecto ni presupuesto para poder acometer las obras que ese local necesita y por ello exigimos al concejal de Hacienda que nos especifique la cantidad con la que cuentan para dichas obras”.

Desde el Grupo Socialista no es la primera vez que se cuestiona la lentitud del Gobierno con este local y es que una de las cuestiones que más les preocupaba era “que el ofrecimiento que realizó la entidad bancaria fue en enero de 2015 y entonces el concejal de pedanías Emilio Zaplana inició los trámites para un arrendamiento con opción a compra, opción que finalmente no se incluyó en el contrato que firmó el Alcalde dos años después” ha asegurado el concejal.

Luis Quesada ha recordado que entonces el concejal de Patrimonio, Rafael Almagro, alegó que las buenas oportunidades no había que perderlas y aseguró que la tardanza de las obras eran por falta de presupuesto y que en septiembre de 2017 contarían con el dinero para acometerlas. Con estas respuestas ha asegurado Quesada “el Gobierno mintió descaradamente no sólo al PSOE sino que ha seguido mintiendo cada vez que los vecinos y vecinas han preguntado sobre esta cuestión en las Juntas de Distrito”.

Desde el Grupo Socialista denuncian que el Gobierno de PP y Ciudadanos cada vez gestiona menos pero su dejadez nos cuesta muy cara. Luís Quesada ha explicado “una vez más el Ayuntamiento no entiende que manejan el dinero de todos los oriolanos y oriolanas y de haber actuado con diligencia y mantenido la opción de compra, los 70.000 euros abonados en alquiler se habrían descontado de esos 224.000 euros”.

El concejal socialista ha recordado que esto es otro ejemplo de la pésima gestión municipal “pasó con la zona deportiva de Molíns y ahora con esto, prometen obras a los vecinos sabiendo que cuando el local o terreno está alquilado, después no pueden acometer las obras prometidas pero mientras tanto pueden seguir yendo a pasearse y echarse fotos que es en definitiva lo único que venden”.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*