Igualdad acuerda la apertura progresiva de los centros de atención temprana antes del último día de la Fase 1

Las sesiones asistenciales en el centro se complementarán con terapias ‘online’ y atención domiciliaria en los casos necesarios

La Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha establecido la apertura progresiva de los centros de atención temprana (CAT) tras su cierre por el estado de alarma decretado el pasado mes de marzo por la COVID-19, con las medidas de higiene y protección necesarias para preservar la salud y el bienestar de las personas usuarias, así como de trabajadores de los centros.

Una resolución elaborada por la Conselleria establece los protocolos, medida preventivas y coordinación para la apertura progresiva de los centros de atención temprana de la Comunidad Valenciana antes del último día de la fase 1.

De esta manera, en primer lugar se evaluará de forma individual la capacidad de retorno de los niños y niñas usuarios, teniendo en cuenta la asistencia voluntaria y la situación biopsicosocial también de la familia.

Así, se acordará un mínimo de sesiones individuales que se complementarán con terapias ‘online’ y atención domiciliaria para aquellos niños y niñas que su desplazamiento al CAT pueda suponer un riesgo grave para su salud.

La dirección de cada centro será la encargada de elaborar un plan de atención donde se establezcan, de manera detallada, los días de atención presencial y los horarios acordados para evitar que en las entradas y salidas se puedan producir aglomeraciones.

Medidas de seguridad e higiene

Respecto a las medidas adoptadas en materia de seguridad e higiene, se procederá al acondicionamiento de los diferentes espacios con el objetivo de garantizar la distancia interpersonal de seguridad de 2 metros.

Al entrar la persona usuaria en las instalaciones del CAT, se desinfectará el calzado y las ruedas del carro y las manos con solución hidroalcohólica y, además, se les tomará la temperatura, restringiendo su acceso si tiene o supera los 37,5 grados.

En la sala de espera no podrá permanecer más de una persona acompañante por niño o niña y siempre manteniendo las recomendaciones de higiene y garantizando las medidas de distanciamiento interpersonal.

Asimismo, se realizará limpieza y desinfección los días de funcionamiento del servicio, con especial atención a las superficies de contacto más frecuentes, garantizando una ventilación adecuada de todas las dependencias.

Respecto a los y las profesionales, la disposición de los puestos de trabajo, la organización de los turnos y el resto de condiciones de trabajo se modificarán, en la medida necesaria, para garantizar la posibilidad de mantener la distancia de seguridad interpersonal mínima de dos metros entre las personas trabajadoras, y de estas con respecto a las usuarias.

Cuando no sea posible, se deberá utilizar el equipo de protección previsto en cada fase para el tipo de servicio de que se trate.

Planificación equipos de trabajo

En la planificación de las transiciones establecidas por la Conselleria para los centros de atención diurna, recursos residenciales y servicios ambulatorios contarán, salvo indicación contraria, con aquellos efectivos que hubieran sido reasignados y que se reincorporarán a sus puestos ordinarios.

Quedan exceptuadas de la incorporación a la atención presencial las personas con pluripatologías para las que el contagio por COVID-19 pueda suponer un grave riesgo. También quedan exceptuadas las mujeres embarazadas. En estos casos se adaptará el lugar de trabajo a unas funciones que no requieran atención al público o a funciones de trabajo telemático

También puede interesar

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*