La Dirección General de Carreteras declara desfavorable la construcción de 1.500 viviendas en Cala Mosca

Cala Mosca

Cambiemos Orihuela desvela que el documento advierte de las consecuencias negativas en cuanto a la saturación acústica y el tráfico de la zona, que repercutiría en una peor calidad de vida para sus habitantes

Un informe emitido recientemente por la Dirección General de Carreteras declara desfavorable la construcción del plan urbanizador que pretende construir 1.500 viviendas en Cala Mosca,  la última zona libre de cemento de Orihuela Costa. Así lo ha desvelado Cambiemos Orihuela, quien ha dado a conocer dicho informe, que podría tumbar el proyecto.

El documento de la Dirección General de Carreteras declara desfavorable la construcción de ese plan urbanizador “por las consecuencias negativas en cuanto a la saturación acústica y de tráfico en la zona, que repercutiría en una peor calidad de vida para los habitantes”.

Al respecto, la formación Cambiemos Orihuela ya señaló la pasada legislatura el impacto perjudicial para la zona si se llegaran a construir las 1.500 viviendas previstas. Un aumento sensiblemente superior en el número de vehículos que harían uso de las vías saturarían el tráfico, sobre todo en los meses de verano, e incrementarían el ruido.

El concejal de Cambiemos, Javier Gracia, ha señalado que “las infraestructuras que existen no pueden albergar más vehículos circulando de los que ya llega a haber en los meses de verano”. Además indica que “si ya se vienen produciendo retenciones y atascos en puentes y vacaciones, imaginemos qué ocurriría si tienen que utilizar esas carreteras todavía más vehículos. Además hay otro problema subyacente, y es que el ruido será mayor, lo que unido a la falta de servicios de todo tipo y las carencias urbanísticas derivadas de un modelo irracional y destructor del medio ambiente, harán que la zona pierda valor económico porque la calidad de vida se va a ver necesariamente perjudicada para todas las personas que residan allí. Es un despropósito se mire por donde se mire».

También desde C.L.A.R.O. han declarado que “subrayamos la importancia en el informe de Carreteras de las deficiencias en el estudio de Impacto ambiental exigido por el Parlamento Europeo como consecuencia de la recogida de firmas presentada por C.L.A.R.O. y firmada por más de 7000 personas en 2009. El estudio de impacto ambiental preparado por el promotor es considerado por Carreteras como insuficiente al no cubrir todas las dimensiones de sostenibilidad del proyecto. En particular por la falta de propuestas relativas a las medidas de acondicionamiento necesarias para mantener inalterado el nivel de servicio y seguridad en las carreteras afectadas. Tales medidas deberían ser ejecutadas por el promotor y cuyos gastos deberían correr a su costa”.

En todo caso, desde la formación de Orihuela Costa señalan que la autorización emitida por el Ayuntamiento en 2007 para la construcción de las 1500 viviendas está caducada y por tanto, es necesario que vuelvan a emitir una nueva.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*