Labora aprueba siete talleres de empleo en la Vega Baja de los que podrán beneficiarse un centenar de personas

El Servicio Valenciano de Empleo y Formació destina 1,9 millones de euros para desarrollar talleres en Cox, Dolores, Catral, Pilar de la Horadada, Granja, Los Montesinos y Rojales

El Servicio Valenciano de Empleo y Formación (Labora) ha aprobado la relación de subvenciones destinadas a talleres de empleo de la Comunitat Valenciana correspondiente al ejercicio de 2020. En total, se realizarán 246 proyectos de los que podrán beneficiarse alrededor de 1.330 personas desempleadas para poder mejorar su empleabilidad mientras reciben un salario.

En lo que afecta a la Vega Baja, Labora ha aprobado las subvenciones para siete que siete municipios de la comarca, a través de sus ayuntamientos, realicen diferentes talleres de empleo. De los mismos se beneficiarán un centenar de personas y se destinarán un montante máximo de 1.191.648 millones de euros.

Han obtenido subvenciones para la realización de talleres de empleo los ayuntamientos de Catral, Pilar de la Horadada, Dolores, Rojales, Cox, Granja de Rocamora y Los Montesinos.

En el caso de los municipios de Catral, Rojales y Cox los ayuntamientos han recibido subvenciones de 480.412 euros para dar empleo a 20 personas en estos talleres. Mientras que los consistorios de Pilar de la Horadada, Dolores, Granja de Rocamora y Los Montesinos han recibido ayudas de 240.206 euros para dar formación y empleo a diez personas.

A través de los talleres de empleo el alumnado desarrolla un trabajo efectivo mediante el contrato para la formación y el aprendizaje, a la vez que recibe un sueldo y realiza obras o servicios de interés general en su localidad. El periodo previsto para la realización de estos talleres es entre diciembre de 2020 y diciembre de 2021.

Las personas destinatarias de este programa deben cumplir dos requisitos mínimos: tener 25 años o más y estar inscritas como desempleadas en el servicio público de empleo. Con carácter general, y siempre que cumplan los requisitos mínimos exigidos, tendrán la consideración de colectivos prioritarios los siguientes:

· Las mujeres. En especial las víctimas de violencia de género.

· Las personas con discapacidad.

· Las personas en situación o riesgo de exclusión social.

· Las personas mayores de 55 años.

· Las personas con baja cualificación.

· Las personas en paro de larga duración.

El programa tiene un triple beneficio: “Se realizan labores de mejora en las localidades, las personas desempleadas consiguen formación y, también, se les garantiza una remuneración desde el principio”, ha expuesto el secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*