Marzà: “El alumnado de comedor escolar que se tenga que confinar contará con un servicio de comida para llevar”

El servicio se activará el 1 de diciembre sin ningún recargo sobre el precio establecido o sobre la beca comedor

La Conselleria de Educación, Cultura y Deporte ha organizado, junto a las empresas que prestan el servicio de comedor escolar, un nuevo servicio de menú para llevar destinado al alumnado usuario del comedor escolar durante los días que tenga que estar confinado en casa por motivos de la COVID-19.

Las familias del alumnado en situación de confinamiento podrán recoger en el centro educativo la comida para sus hijos e hijas a partir del 1 de diciembre sin ningún recargo sobre el precio establecido o sobre la beca comedor. Al igual que los platos que se sirven en el comedor escolar, en caso de que el alumnado presente alguna alergia o intolerancia alimentaria, recibirá el menú para llevar convenientemente elaborado e identificado.

El conseller de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, ha destacado que “con esta iniciativa damos un paso más en la atención integral al alumnado, ya que no solo garantizamos la asistencia educativa a distancia durante los días de cuarentena, sino que también aseguramos a las familias usuarias del comedor escolar la posibilidad de llevarse la comida a casa”, y ha añadido: “Agradecemos de nuevo la colaboración de los equipos directivos de los centros educativos y de las empresas de comedor para poner en marcha este programa, así como todo el esfuerzo ejemplar que están haciendo las comunidades educativas en este marco de pandemia sanitaria”.

Para activar este servicio, el primer día de confinamiento del hijo o hija, la familia deberá informar al centro educativo si desea o no que se le facilite el menú para llevar.

Las familias, o aquellas personas en las que deleguen, deberán recoger en el centro el menú teniendo en cuenta una serie de medidas de prevención y recomendaciones básicas como garantizar la distancia de seguridad y las medidas de protección adecuadas en el momento de la entrega del menú.

Se aconseja también a las familias que preferentemente no conserven estas comidas para consumir en días posteriores, de la misma manera que no deben congelarla ni tampoco guardar los sobrantes.

Asimismo, se recomienda lavarse las manos antes de proceder a la apertura del envase alimentario y, una vez retirada la comida, se recuerda que el envase debe depositarse al contenedor de reciclaje adecuado.

El menú para llevar consta de primer y segundo plato, y postre, y se sirve en envases de un solo uso. El reparto de estos menús, así como el horario en que se llevará a cabo, lo organizará cada centro educativo en coordinación con la empresa que preste el servicio de comedor.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*