Rojales combate el Cambio Climático

El Ayuntamiento de Rojales y la Asociación de Naturalistas del Sureste ponen en marcha un segundo proyecto para contribuir a la lucha contra el Cambio Climático aumentando la biodiversidad

El Ayuntamiento de Rojales y la Asociación de Naturalistas del Sureste (Anse) han puesto en marcha un segundo un proyecto medioambiental cuyo fin es contribuir a la lucha contra el Cambio Climático mediante la aplicación de diversas actuaciones encaminadas al aumento de la biodiversidad en el municipio. La iniciativa en ejecución consiste en la plantación de unos 150 ejemplares de plantas autóctonas situadas en los huertos urbanos con objeto de adecuar este espacio verde a la conservación de los polinizadores de la zona. También están siendo colocados en el arbolado existente tacos de madera con orificios de distinto tamaño para la nidificación de abejas solitarias e inofensivas. Reseñar que paralelamente se esta desarrollando otra actuación similar consistente en la creación de un bosque de ribera también en terrenos de los huertos urbanos y lindando por el norte con el cauce del río Segura.

POLINIZADORES

Los trabajos en marcha consisten en la plantación de diversas especies de flora autóctona como jaras (Cistus clusii y Cistus Albidus), lavanda (Lavandula dentata) siemprevivas (Helichysum stoechas), manzanilla borde (Santolina chamaecyparissus), lentisco (Pistacia Lentiscus) o saugatillos (Vitex agnuscatus). “Se trata de especies que garantizan un suministro de polen y néctar para estos insectos durante todo el año ya que su floración escalonada” indica la Teniente de Alcalde y concejala de Cultura y Patrimonio Natural, Inmaculada Chazarra.

Esta actividad es producto del acuerdo firmado entre Anse y el Ayuntamiento de Rojales para incluir a este término municipal en la “Red de Municipios para la adaptación de los Polinizadores al Cambio Climático”. La iniciativa se enmarca en el proyecto “Corredores agrícolas para la adaptación al Cambio Climático de poblaciones de polinizadores” que cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico así como de las empresas Naturgreen y Ecomil. El proyecto cuenta con la supervisión científica del Inistituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agroalimentaruio (IMIDA).

Inmaculada Chazarra destaca la importancia ambiental de estas actuaciones porque “la polinización es un servicio ecosistémico que resulta imprescindible para la conservación de la biodiversidad, el funcionamiento de los ecosistemas y la producción agraria”.

Desde Anse se reseña que en el sudeste ibérico las abejas constituyen el grupo más abundante de polinizadores (más del 80%). Y añaden que si bien la mayor parte de las personas asocian el término “abeja” a la abeja doméstica (Apis mellifera) existe un elevado número de especies silvestres (no domesticadas) y en muchos casos solitarias “ unas 1000 especies en toda España”.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*