SYA Orihuela cierra sus puertas tras abordar el reto del agua en el sector agroalimentario

El Simposio Internacional dedica su última jornada a la sequía y la gestión del riego

El II Symposium Internacional del Sector Agroalimentario de la Vega Baja (SYA Orihuela) ha cerrado este viernes sus puertas tras reunir durante dos jornadas a todos los agentes de la industria agroalimentaria con el objetivo de establecer sinergias y aportar contenido en materia de innovación. En este segundo día el simposio se ha centrado en el agua para tratar de abordar soluciones a la sequía que azota a la comarca y pone en serio riesgo sus cultivos.

El presidente de la Diputación, César Sánchez, ha sido el encargado de cerrar el II SYA Orihuela con una ponencia que ha girado precisamente en torno a los recursos hídricos. Le han acompañado el alcalde, Emilio Bascuñana, el director de la EPSO, Ricardo Abadía, el director general de Agricultura, Rogelio Llanes, y el director del Instituto del Agua y de las Ciencias Ambientales en la Universidad de Alicante, Joaquín Melgarejo.

Sánchez ha señalado que la Vega Baja tiene un potencial enorme y que buena parte de la riqueza económica de la provincia proviene precisamente del sector agroalimentario de la comarca. “Un sector que nos permite ser líderes en España desde el punto de vista de las exportaciones, y esas exportaciones hacen que se generen puestos de trabajo”, ha señalado.

Por este motivo ha puesto de manifiesto la necesidad de buscar soluciones al “drama” de la sequía en la provincia y en la Vega Baja. El presidente de la administración provincial ha recordado que en los dos años de legislatura se han invertido 24 millones de euros en la provincia en infraestructuras hídricas, “algo que no se había hecho nunca”.

Sánchez ha avanzado que en el presupuesto del ejercicio 2018 se contemplan 21 subvenciones nominativas a las comunidades de regantes de la provincia “para satisfacer sus necesidades”. Asimismo, “vamos a poner en marcha un plan de inversión de infraestructuras en materia de agua plurianual con una dotación cada año de 10.000 euros”. Un programa para el que ha pedido colaboración a su homólogo en la Generalitat, Ximo Puig.

El presidente de la Diputación ha reivindicado “los trasvases de cuencas que pueden hacer que venga agua desde donde hay a donde no hay”, ha dicho recordando que “la Vega Baja es muy productiva y sin embargo lo está pasando mal por la falta de agua”.

Por su parte, el alcalde Emilio Bascuñana, se ha mostrado “orgulloso” porque Orihuela haya puesto en marcha un simposio internacional de estas características. 60 empresas ya participan en este evento que ya prepara una nueva edición para 2018. “Hemos hablado de gastronomía, sostenibilidad, ganadería pero una gran parte del programa tenía que estar centrado en el agua”, ha señalado. “Hemos consolidado este evento”, ha destacado.

Durante el día de hoy han presentado ponencias un investigador del Departamento de Riego del CSIC sobre gestión de riego en condiciones de escasez. También se ha abordado la salinidad y calidad de agua en el manejo del riego de mano de Daniel Isidoro, del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*