Bascuñana: “Las conversaciones con Ciudadanos siguen abiertas y hay voluntad por ambas partes”

El alcalde reparte las competencias y los concejales trabajarán sin sueldo a la espera de lograr un acuerdo de gobierno con Ciudadanos

El equipo de Gobierno de Orihuela ha iniciado su andadura en este nuevo mandato tras el reparto de competencias que realizó el alcalde, Emilio Bascuñana, el pasado martes a través de la firma de un decreto y después de un mes desde que tomara posesión como regidor, por segundo mandato consecutivo, el pasado 15 de junio.

Bascuñana ha comparecido hoy en rueda de prensa para explicar que se ha demorado en realizar el reparto de concejalías y configurar el nuevo ejecutivo local porque ha estado negociando con Ciudadanos para que sus cinco concejales pasen a formar parte del equipo de gobierno y poder garantizar cuatro años de estabilidad. “Las conversaciones siguen abiertas”, ha señalado el regidor, quien no descarta que en breve los ediles de la formación naranja entren el ejecutivo y haya que reestructurar las competencias. “Hay margen de cambio de cara el futuro, estoy convencido de que el gobierno de una ciudad tiene que ser dinámico y estar abiertos a cambios”,  ha explicado.

El primer edil ha avanzado que hay “voluntad” por ambas partes para alcanzar un acuerdo de gobierno pero de momento han encontrado escollos para ultimarlo. “Hay veces que unos tienen unas pretensiones muy altas y otros también y al final lo importante es llegar a un punto común y hacer equipo aunque con diferentes colores pero equipo”, ha dicho.

Bascuñana no descarta que “más pronto que tarde” pueda haber cambios en la estructura del equipo de Gobierno tras alcanzar un pacto que dé estabilidad al ejecutivo, que solo con los nueve concejales del PP no tiene mayoría para gobernar. “Empezamos en solitario pero no descarto que en breve pueda haber cambio, prioritariamente con Ciudadanos pero estamos abiertos a cualquier fuerza que quiera sumar para Orihuela”.

El ejecutivo local echa a andar de momento sin sueldo después de que en el Pleno de Organización del pasado lunes la oposición en bloque, a excepción de los dos ediles de Vox, votara en contra de la propuesta de salarios elevada por Alcaldía. Para Bascuñana el voto en contra de Ciudadanos “fue una estrategia de presión más que de responsabilidad”.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*