Bigastro inicia la instalación de cajas nido para la población de aves que combaten plagas como mosquitos o procesionaria

Un proyecto transversal mediante el que se pretende combatir plagas de manera natural a la vez que se fomenta la actividad medioambiental entre escolares

El Ayuntamiento de Bigastro ha puesto en marcha una campaña, anunciada hace unos meses con la elaboración de cajas nido por usuarios de la Asociación de Personas con Discapacidad “La Pedrera”, que lleva a cabo la concejalía de Medio Ambiente y que tiene por objeto favorecer la población de aves para combatir la procesionaria de manera natural.

Esta mañana, el concejal de Medio Ambiente, Antonio Meseguer, y el técnico medioambiental, Pablo Perales, han dado a conocer este proyecto y han comenzado con la instalación de estas cajas nido en los árboles en parte de la Ruta Alquibla, ayudados por algunos usuarios de la Asociación, así como por alumnos del Instituto San José de Calasanz.

Meseguer ha señalado que esta iniciativa forma parte de un gran proyecto en el que se trabaja la Educación Medioambiental, que ha de quedar integrado dentro de esta ruta, además “con estas cajas nido, colocadas de manera estratégica en todo el paraje de La Pedrera, se pretende que especies de aves que son depredadores naturales de determinados insectos, que causan graves molestias como la procesionaria o mosquitos, encuentren aquí un espacio permanente donde poder habitar y se vaya generando el control de estas colonias tan molestas”.

Además el edil de Medio Ambiente ha explicado que también buscan la manera de reducir el uso de plaguicidas químicos, “hemos considerado que esta es la mejor forma de mejorar la biodiversidad de nuestro entorno y reducir el daño de los productos químicos tanto a la ciudadanía como a la fauna y flora”.

El proyecto nace de un convenio del Ayuntamiento con la Sociedad de Estudios Biológicos Iberoafricanos, donde a través de una aportación de 700 euros se realizaron talleres de fabricación de las cajas nido y charlas en centros educativos de Bigastro, para difundir en qué consiste el proyecto y cómo en el periodo de la primavera será una actuación mucho más efectiva, dando hoy un paso más con la colocación de estas casetas de madera.

Pablo Perales, encargado del proyecto, ha explicado que “se trata de fomentar el anidamiento de especies insectívoras, tanto en parajes naturales como en entornos urbanos, sobre todo de aves que han sufrido un declive importante en los últimos años, y ahora se va a tratar de facilitarle la vida a especies como la abubilla, el autillo, así como a pequeños pájaros que se alimentan de insectos que suponen una plaga”.

También se contempla el fomento de la actividad medioambiental para que se respete la biodiversidad en Bigastro. Tras colocar estas cajas se hará un seguimiento del comienzo de la colonización por el mes de junio, y después en marzo o abril de 2020 se comprobarán todas las cajas y anillarán a las especies que las habiten para controlar los resultados de este proyecto, que es a largo plazo.

También puede interesar

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*