Cambiemos Orihuela denuncia que el Gobierno Local y la empresa concesionaria de la Zona Azul “ocultan datos de ocupación y recaudación del servicio”

parquímetro

La formación lleva al Pleno suprimir la última ampliación de la ORA y buscar alternativas al sistema de regulación del aparcamiento actual

Cambiemos Orihuela llevará al Pleno municipal del próximo jueves una moción entre otras medidas relacionadas con la movilidad sostenible, la propuesta de suprimir la última ampliación de la zona azul, fiscalizar el contrato y buscar alternativas al sistema de regulación del aparcamiento actual. Tal como ha explicado Carlos Bernabé, “ya alertamos de que la ampliación de la zona azul del pasado mes de julio era doblemente fraudulenta: en primer lugar, el contrato no prevé ampliar plazas para proteger el beneficio de la empresa, que es lo que ha hecho el Gobierno Local. Pero, además, dado que las plazas ampliadas son justo las que exigía la mercantil, se evidencia que se está regulando el aparcamiento no en base a criterios de movilidad sostenible o promoción del comercio local, sino en base a los deseos de una empresa privada, lo cual es intolerable”.

No obstante, Cambiemos ha ampliado hoy las informaciones en ese sentido. “Hasta donde hemos podido constatar, hay claros indicios de que la adjudicataria de la Zona Azul está incumpliendo con el pliego de condiciones técnicas, dado que está ocultando las cifras de ocupación y recaudación por expendedor con carácter mensual”.. Así lo señala, de hecho, el Pliego de Condiciones Técnicas del contrato entre las obligaciones del concesionario en su punto decimonoveno.

En ese sentido, el concejal de Cambiemos señala que, en el registro municipal, el último escrito de la empresa con esos desgloses data de 2018. «Sin embargo, desde que estalló la pandemia, la empresa no ha hecho sino bombardear al Ayuntamiento exigiendo prolongar el contrato; ampliar las plazas y reordenar el servicio a su acomodo». Unas exigencias que, según Cambiemos, no obedecen más que “voracidad recaudatoria ante la que el Gobierno Local no ha hecho otra cosa que obedecer a la empresa para proteger sus intereses”.

Las sospechas de Cambiemos son reforzadas por el hecho de que su concejal Carlos Bernabé solicitó, el 10 de agosto de 2020, acceso a la información de la recaudación de 2019 y 2020. Informaciones que, al menos según el contrato, deberían estar en poder del Ayuntamiento, pero el Gobierno Local ignoró su solicitud.

“Todo apunta a un nuevo caso en el que una empresa se dedica a piratear un servicio público mientras el Gobierno Local se dedica a proteger los intereses de esa misma empresa en lugar del interés del municipio”, esgrimen.

Por ello, desde Cambiemos Orihuela exigen tanto al Gobierno como a la empresa que aclaren dónde están los datos de recaudación y seguimiento del contrato. De igual modo, esperan que el Pleno respalde su propuesta de revertir las últimas ampliaciones de la zona azul y explorar alternativas. “Siempre lo hemos dicho, estamos a favor de regular el aparcamiento para que Orihuela sea más sostenible y habitable. Pero una cosa es regular el aparcamiento y otra privatizarlo salvajemente con el único interés de engordar beneficios privados de unos pocos, es que lo que está haciendo PP-C’s en el Gobierno de Orihuela”, explica Bernabé.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*