El acusado de asesinar a su padrastro en Torrevieja intentó matar también a su madre

El presunto autor rompió la cristalera de la puerta de acceso a la vivienda con una bombona de butano que cogió del patio de la vivienda, y se abalanzó rápidamente sobre el padrastro, a quien apuñaló reiteradamente en la espalda y costado

La Guardia Civil ha detenido en Torrevieja a un hombre islandés de 40 años como presunto autor de un homicidio doloso consumado, un delito de homicidio en grado de tentativa y un delito de amenazas graves. Tras su paso por el juzgado, ha ingresado en prisión sin fianza.

El pasado domingo día 12 de madrugada, la Guardia Civil de Torrevieja recibió una llamada alertando de lo que podía ser un robo. Un vecino de la Urbanización Los Balcones de Torrevieja (Alicante) había visto a un hombre saltando por entre los muros de las viviendas.

A la llegada de la patrulla, quien les requirió fue una mujer de origen islandés, que se encontraba en el interior de su vivienda junto a su marido, que presentaba varias heridas sangrantes por el costado y la espalda. A pesar de que los agentes trataron de taponarle las heridas mientras esperaban la llegada de los sanitarios, falleció finalmente.

En un primer momento, debido principalmente a la barrera idiomática, se barajó la posibilidad de que la muerte había sido accidental, es decir, un homicidio imprudente, tras recibir la víctima un empujón propinado por su hijastro, que hizo que se rompiera la cristalera de la puerta de entrada.

Sin embargo, el hijastro ya no se encontraba allí. Había huido de la vivienda, pero la Guardia Civil lo consiguió localizar y detener en las proximidades del domicilio, mientras deambulaba en camiseta de manga corta y con la ropa totalmente ensangrentada.

Una vez personados en el lugar el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil del Pilar de la Horadada (Alicante), el médico forense de guardia, así como el titular del Juzgado de Instrucción nº 4 de los de Torrevieja (A), tras una primera valoración, y ante las evidencias halladas, se pudo constatar que la primera versión de lo sucedido no era compatible con el escenario encontrado, sino que se trataba de un homicidio doloso, cometido con arma blanca.

La madre del detenido y pareja sentimental de la víctima, única testigo de los hechos, a pesar de la situación sufrida, colaboró en todo momento con la Guardia Civil, con un relato que resultó de suma importancia para el  esclarecimiento de los hechos.

Al parecer, lo que realmente sucedió fue que el presunto autor rompió la cristalera de la puerta de acceso a la vivienda con una bombona de butano que cogió del patio de la vivienda, y se abalanzó rápidamente sobre el padrastro, a quien apuñaló reiteradamente en la espalda y costado. Cuando la madre trató de salir de la casa, su hijo se lo impidió intentando clavarle el mismo cuchillo utilizado para el homicidio y le amenazó con que la iba matar.

Tras la exhaustiva inspección técnico ocular de la vivienda, realizada por especialistas del Laboratorio de Criminalística de la Comandancia de Alicante, y que se prolongó durante 12 horas, se obtuvieron varias evidencias incriminatorias y pruebas de convicción, como las prendas de ropa abandonadas en su huída (cazadora, guantes, bufanda) y, la más importante, el arma blanca totalmente ensangrentada, escondida debajo de la alfombrilla del coche en el que pretendió huir.

Ayer, este islandés de 40 años, pasó a disposición judicial, y se decretó su ingreso en prisión comunicada y sin fianza, como presunto autor de un homicidio doloso consumado, un homicidio en grado de tentativa y un delito de amenazas graves.

También puede interesar

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*