El Arzobispado de Valencia recomienda aplazar las comuniones a septiembre y octubre

Ante las numerosas consultas de párrocos, madres, padres y colectivos relacionados con estas celebraciones lanzan un comunicado en el que dice que es “lo más prudente” ante la crisis del Coronavirus

El Arzobispado de Valencia, del que depende la Diócesis Orihuela-Alicante,  envío este viernes un comunicado en el que informa de la necesidad de posponer la celebración de las primeras comuniones y confirmaciones a los meses de septiembre y octubre, dadas las circunstancias actuales de emergencia sanitaria.

Según informan fuentes del Arzobispado, ante las numerosas consultas de párrocos, padres y colectivos relacionados con estas celebraciones, “lo más prudente”, dada la situación actual de la pandemia de coronavirus, es posponerlas a después del verano cuando estas celebraciones estaban previstas para mayo y junio.

El Arzobispado recuerda que están sujetos a las directrices que den las autoridades gubernativas y sanitarias, que pueden ir variando, y expone que estas indicaciones de cambios de fechas “atenderán siempre a la evolución del estado de alerta y emergencia sanitaria”.

En todo caso, añaden, durante el mes de julio atenderán a lo que las autoridades gubernativas y sanitarias digan sobre la posibilidad de la reunión de muchas personas en los meses de septiembre y octubre, pues normalmente estas celebraciones sacramentales “suelen congregar muchos fieles”.

Respecto a las celebraciones que estaban programadas para los meses de mayo, junio o julio próximos, el Arzobispado defiende la recomendación de aplazarlas, y expresa que “siempre es recomendable la sobriedad en dichas celebraciones, más si cabe en estos momentos de dificultad”.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*