Futbolistas históricos nacidos en Orihuela

Orihuela es tierra de talento futbolístico donde los valores de humildad, disciplina y resiliencia juegan un papel vital en la formación y en el desarrollo profesional de cada uno de los futbolistas de origen oriolano

Antonio Benlloch García

El oriolano Antonio Benlloch García tuvo una sólida carrera profesional como defensa central del Deportivo de la Coruña y el Hércules llegando a disputar un total de cinco temporadas en la Primera División española.

A lo largo de su trayectoria futbolística, Benlloch se destacó por un juego defensivo certero y limpio, tan solo recibió tres tarjetas amarillas en su carrera y nunca llegó a ver una tarjeta roja. Entre sus palmares, el defensa cuenta con un título de la Segunda División de España en la temporada 65-66 con el Hércules. La siguiente temporada se estrenó en Primera División defendiendo los colores del equipo alicantino. Dos años más tarde firmaría con el Deportivo de La Coruña donde llegó a disputar las siguientes 9 temporadas ejerciendo un papel fundamental en la defensa del equipo coruñés, un club con mucha historia ya que ha contado con algunos de los mejores jugadores del fútbol moderno: https://www.elespanol.com/fichajes-del-depor

En el año 1977, tras 263 partidos oficiales (125 en Primera y 138 en Segunda), Antonio Benlloch García se retiró del fútbol profesional defendiendo el escudo del club de su vida, el Deportivo de La Coruña.

Juan Manuel Cartagena

El defensa oriolano Juan Manuel Cartagena vivió su etapa formativa en el Orihuela OJE y a los 18 años fue fichado por el Real Madrid. Aunque su etapa en el equipo blanco fue breve, Cartagena dio el gran salto a la Primera División de España a finales de los 70 con el Hércules.

Su debut en la élite del fútbol español se dio en el Estadio Luis Casanova contra el Valencia CF, un gran estreno para Cartagena quien aportó su granito de arena para detener a una temible delantera liderada por la estrella argentina Mario Kempes, un Valencia que ha cambiado mucho en los últimos años, pero que gracias al potencial de sus jugadores más jóvenes es catalogado por los expertos como uno de los equipos más interesantes de ver jugar en el campo, de hecho las casas de apuestas como el caso de William Hill ofrecen cuotas interesantes en cuanto a retorno de inversión se refiere por cada victoria del equipo valenciano: https://sports.williamhill.es/betting/es-es

Tras su debut ante el Valencia, Juan Manuel Cartagena y su club, el Hércules, vivieron una temporada de muchos altibajos, donde lucharon hasta el último minuto por la permanencia. Y lo lograron, en gran parte gracias a la notable defensa del club, la séptima mejor de la liga. Toda una hazaña considerando que el equipo terminó en la decimoquinta posición al final de la temporada.

A principios de los 90, después de una lesión, 4 goles y 280 partidos disputados a lo largo de una década en tres equipos: Hércules, Elche y Cádiz, Juan Manuel Cartagena decidió colgar las botas y comenzar su etapa como entrenador. Cartagena volvió a conectar con sus raíces oriolanas, llegando a dirigir al Orihuela Deportiva en Segunda División B.

Joaquín Irles Hernández

El oriolano Joaquín Irles Hernández se formó en las filas del equipo juvenil del Orihuela a principios de los años 60 como defensa central. Irles captó la atención del Hércules, llegando a jugar en el club blanquiazul por una temporada, para luego firmar con el Málaga CF.

El Málaga se convirtió en la segunda casa de Irles, club con el que jugó un total 7 de temporadas, 6 de ellas en Primera División, donde destacó por su calidad defensiva en la temporada 73-74 con un equipo malagueño que culminó la temporada en la séptima plaza a tan solo 3 puntos de la clasificación de la Copa de la UEFA. Años más tarde, Joaquín fue convocado para defender a la Roja en la clasificación para la Eurocopa de 1976 donde la selección española cayó ante Alemania en los cuartos de final de la primera Eurocopa en la historia en concluir en penaltis: https://memoriasdelfutbol.com/eurocopa

Al igual que Cartagena, Irles probó suerte como director técnico. En la década de los 90 fue entrenador del Hércules, consiguiendo el ascenso a Segunda División.

Benlloch, Cartagena e Irles han dejado su marca, su huella, en el fútbol de origen oriolano preparando el camino para las siguientes generaciones lideradas por futbolistas de la talla de José Antonio García Rabasco y mucho más talento ‘hecho en Orihuela’ con el potencial para brillar en el fútbol mundial.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*