La DANA obligó a inspeccionar 3.045 edificios dañados en la Vega Baja tras la catástrofe

La Generalitat Valenciana reconoce la labor de los ayuntamientos en un acto celebrado en Orihuela al que han acudido representantes de los 27 municipios de la comarca

Los alcaldes, alcaldesas y técnicos de de los 27 ayuntamientos de la Vega Baja han obtenido hoy un reconocimiento por su trabajo desempeñado por los respectivos consistorios en la gestión de la DANA en política de vivienda y rehabilitación de edificios. En un acto celebrado en  de la CAM en Orihuela, el conseller de Vivienda, Rubén Martínez Dalmau, ha entregado los certificados de reconocimiento a los regidores de la comarca así como al personal coordinador por el trabajo desempeñado tras las catastróficas inundaciones en la comarca, de las que ahora se cumplen un año.

En los días posteriores a la catástrofe se estimó la necesidad de inspeccionar 1.500 edificios. A las cuatro semanas, esta cantidad ascendía a 2.400 y finalmente, a medida que iban pasando los meses, la cantidad total de edificios inspeccionados ha sido de 3.045 en 25 municipios de la comarca.

El equipo técnico movilizado desde la Conselleria para esta tarea ha estado formado por un total de 57 profesionales de inspección y personal experto. Se trata del mayor despliegue de técnicos que se ha realizado en España tras un catástrofe natural, según ha destacado el vicepresidente.

Martínez Dalmau ha valorado “las adversas circunstancia que tuvieron que afrontar los ayuntamientos hace ahora un año priorizando tareas, coordinando a los diferentes equipos de trabajo, coordinándose con el resto de administraciones, y todo ello”-ha subrayado- “al mismo tiempo que se atendía a la ciudadanía”.

En este sentido, ha manifestado que “desde la Generalitat apreciamos y agradecemos este trabajo y todo el esfuerzo que ha supuesto desde el minuto uno del temporal hasta hoy y es por ello que ahora estamos aquí”.

El vicepresidente ha explicado que bajo las directrices de Emergencias de la Generalitat, la Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática encomendó al Instituto Valenciano de la Edificación (IVE) la coordinación de los trabajos de inspección y de evaluación de los daños en edificios, principalmente los residenciales.

Para ello, se activó a profesionales de inspección de la Unidad de Evaluación de Daños y al voluntariado ofrecido desde los diferentes colegios profesionales. A este respecto, ha destacado que “los coordinadores de cada equipo municipal han mostrado una capacidad de colaboración que debemos reconocer, como también lo han demostrado en todo el proceso para tramitar las ayudas”.

Dalmau también ha expresado que existe una “deuda histórica” por parte de la Generalitat Valenciana con la Vega Baja “que se tiene que saldar pronto y bien saldada” y para ello hay que acometer las infraestructuras necesarias para que no se vuelva a repetir una catástrofe similar a la de septiembre de 2019.

En este sentido, el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, ha aprovechado su intervención para reclamar esas infraestructuras hidráulicas necesarias así como las ayudas necesarias para que tanto el municipio como el resto de localidades de la Vega Baja puedan afrontar el daño económico que supuso la DANA.

Solo en Orihuela 5 millones de euros en los trabajos de emergencia, 25 millones en daños en bienes materiales y 500 millones si se cifra el daño global, ha destacado Bascuñana.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*