Bascuñana: “La principal necesidad que tiene Orihuela es la estabilidad”

Bascuñana entrevista

El recién investido regidor de Orihuela llega a la Alcaldía con la premisa de cambiar la forma de hacer política y con un discurso de brazos abiertos a todas las formaciones para dar tranquilidad al municipio tras una legislatura muy convulsa

Lleva cuatro días instalado en su despacho de Alcaldía pero Emilio Bascuñana confiesa que aún no le ha dado tiempo a sentarse ni un minuto en el sofá que lo preside. Son unas semanas frenéticas, entre reuniones con otras formaciones políticas y técnicos del Ayuntamiento que lo están poniendo al corriente de la situación municipal con la que debe lidiar, y tratar de mejorar, en los próximos cuatro años. Con un gobierno en minoría el popular se enfrenta al reto de devolver la estabilidad a Orihuela y lo hace con un mensaje contudente en el que pide al resto de partidos políticos de la Corporación que sumen al proyecto del PP sus esfuerzos porque a pesar de que sus sensibilidades pueden ser diferentes Orihuela es lo que les une.  

P. ¿Cuál será la premisa fundamental de su gobierno y la línea a seguir?

R. La premisa fundamental es la que hemos comentado durante la campaña. Queremos cambiar la forma de hacer política y la intención de que el único objetivo sea Orihuela y desmarcarnos de cualquier interés que nos despiste de esa cuestión. Queremos hacer un trabajo diario para mejorar la ciudad.

P. Tras unos días en el cargo, ¿sabe ya cuál es la primera medida que va a adoptar como alcalde de Orihuela?

R. La primera medida es organizarnos, preparar el próximo Pleno de Organización y ponernos en marcha con todo lo que hay que hacer. Lo primero que estoy haciendo es despachar con los responsables técnicos del Ayuntamiento y una de las preocupaciones que tengo y que quiero tener solucionada cuanto antes es el pago de la primera nómina de junio a los funcionarios, que además viene con la extra.

Hay otras cuestiones apremiantes para las que no nos podemos conceder los famosos 100 días de licencia como son las Fiestas de Moros y Cristianos o el funcionamiento de los servicios de verano en la Costa. Tenemos que ponernos a trabajar con muchas cuestiones importantes para el municipio.

P. Tras la primera toma de contacto con los grupos de la oposición ¿Se ve en un gobierno en minoría durante los próximos cuatro años o aspira a alcanzar algún pacto en un futuro?

R. De momento estamos en minoría y me veo trabajando con los que antepongan Orihuela a cualquier otra cosa. Me veo colaborando y trabajando con todos. Nuestra disposición es de total apertura porque queremos otra forma de hacer política y no es que lo digamos es que nos lo creemos y lo vamos a hacer. Estamos abiertos a que cualquier partido de la oposición venga a trabajar por Orihuela, siempre que sea sin ningún otro condicionante lo vamos a recibir con los brazos abiertos.

Tras reunirme con Ciudadanos, el PSOE y Cambiemos  tengo que decir que la disposición por parte de los tres grupos es positiva y quiero agradecerla. Espero que de una forma o de otra, con más profundidad o menos, todos colaboren. Me atrevería a decir que hay buena sintonía porque todos en definitiva queremos cambiar las formas y queremos lo mejor para Orihuela.

P. Desde el día de su investidura ha dejado la puerta abierta a que la oposición pueda ocupar alguna tarea en el gobierno pero han declinado la propuesta ¿cómo interpreta ese rechazo?

Es una opción que cada uno es libre de tomar. A mí me gustaría que participaran porque aunque tenemos sensibilidades diferentes con diálogo y participación pueden llegar a desarrollar determinadas tareas de gobierno. ¿Dónde ponemos la raya para que esas tareas lleguen a un punto u otro? Para eso está el diálogo y la razón.  Confío que o bien a través de mucho hablar con ellos o bien si alguno se decide a dar un paso más y participar de una forma un poco más concreta lo hagamos.

P. Entonces después de ese reparto de competencias previsto para el lunes no descarta que pueda haber cambios en unos meses

R. Nuestro equipo está absolutamente vivo y comprometido, muy ilusionado por trabajar. Orihuela tiene mucho trabajo por delante y nuestro equipo tiene todavía más ilusión que trabajo.

P. Se ha reunido con toda la oposición excepto con Pepa Ferrando

No me he reunido con ella. Le voy a pedir que a ver si podemos hablar el próximo lunes pero no para conversar en el mismo sentido que con el resto de los grupos. Ya he dicho en varias ocasiones que mientras mantenga su condición de imputada sería una contradicción buscar con ella pactos de colaboración en el gobierno. Le deseo que cuanto antes pueda aclarar su situación y quede liberada de la misma.

Lógicamente, por educación, cortesía y responsabilidad política hablaré con ella. Y en otras cuestiones como sus derechos y deberes como concejal lógicamente voy a ser absolutamente respetuoso con lo que le corresponda, con los derechos que tenga ella y todos los concejales como no puede ser de otra manera. Pero ahora mismo no sé si va a tener grupo porque creo que el reglamento dice que no le corresponde. 

P. Orihuela lleva dos legislaturas muy convulsas entre escándalos de presunta corrupción, pactos de gobiernos rotos y mociones de censuras fallidas ¿Va a ser esta la legislatura de la estabilidad y la tranquilidad?

R. Orihuela necesita estabilidad y eso es una premisa que dije desde el primer día que me presenté como candidato. No he variado mi opinión porque es la principal necesidad que tiene esta ciudad. La estabilidad se la tenemos que dar los 25 concejales de la corporación y confío en que todos tengamos esa sensibilidad y entre todos sepamos mantenerla por el bien de la localidad.  

P. Uno de los temas más controvertidos de los últimos años es el modelo de la gestión de las basuras ¿Qué posición tiene usted respecto a este tema? ¿Es prioritario abordar esa cuestión?

R. Es prioritario conocerlo a fondo y evidentemente hay que abordarlo porque es un tema muy controvertido y Orihuela tiene que darle solución al tema de sus residuos urbanos y la limpieza. Ahora mismo estamos centrados en repartir las competencias y el concejal o la concejala a la que le corresponda ese área tendrá que ponerse a analizar ese tema en profundidad cuanto antes. 

P. Orihuela es el único gran municipio de la Vega Baja que el PP conserva tras perder “feudos” como Torrevieja o Almoradí ¿qué supone para el PP recuperar esta ciudad ¿Siente una responsabilidad especial por esto?

R. Para el PP puede ser más o menos importante pero para mí el principal objetivo es Orihuela y a mí me preocupa más que esta ciudad tenga un gobierno fuerte y estable que las consecuencias que esto pueda tener para el partido. Para el PP, analizando las últimas elecciones, ha habido un varapalo muy considerable, y considerando las circunstancias locales que hemos vivido en los últimos meses creo que el resultado en Orihuela ha sido bastante bueno. Para el partido es importante haber recuperado Orihuela porque ahora mismo es el municipio de mayor tamaño que gobierna el PP en la Comunidad Valenciana. Podemos decir que Orihuela ha recuperado un peso en el Partido Popular y eso puede tener repercusiones positivas también para la ciudad.  

PPor último, ¿qué mensaje enviaría a los vecinos de este municipio ya desde su despacho de Alcaldía?

R. Orihuela tiene un futuro por delante muy prometedor. Vamos a cambiar la forma de hacer política, vamos a hacer el mayor esfuerzo para que todos estemos trabajando al unísono viendo lo que los une por esta ciudad, y confío en que todas las fuerzas políticas estemos en sintonía para sumar esos esfuerzos y consigamos en cuanto antes ilusionar de nuevo a Orihuela. 

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*