Las demandas de disolución matrimonial bajan en la Comunidad Valenciana un 15,5 por ciento en el primer trimestre del año

Las demandas de separación de mutuo acuerdo también sufrieron un descenso del 12,3 por ciento y las no consensuadas se mantuvieron inalterables

El número de demandas de disoluciones matrimoniales -nulidades, separaciones y divorcios, tanto de mutuo acuerdo como no consensuados- se situó en el primer trimestre de este año en la Comunidad Valenciana en 2.901, lo que supone una reducción del 15,5 por ciento respecto a las 3.435 registradas durante el mismo periodo del año anterior.

Este dato se incluye en el informe elaborado por el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Las cifras del primer trimestre de 2020 abarcan desde el 1 de enero hasta el 14 de marzo, y no hasta el 31 de dicho mes, como consecuencia de la crisis sanitaria y la declaración del estado de alarma.

Las 1.730 demandas de divorcio consensuado son un 12,3 por ciento menos que las presentadas en los tres primeros meses de 2019, cuando se formalizaron 1.972. Por su parte, las demandas de divorcio no consensuado se redujeron un 21,2 por ciento, al pasar de 1.304 a 1.028.

Por lo que respecta a las demandas de separación, las consensuadas o de mutuo acuerdo, de las que se han presentado 93 entre el 1 de enero y el 14 de marzo de 2020, suponen una disminución del 12,3 por ciento respecto a las registradas un año antes. Las no consensuadas, en cambio, se mantuvieron inalterables, con 49 casos en cada ejercicio.

Finalmente, durante el primer trimestre de este año únicamente se presentó una demanda de nulidad matrimonial, un 25 por ciento menos que las cuatro contabilizadas entre enero y marzo de 2019.

Poniendo en relación las demandas de disolución matrimonial del total del año con la población a 1 de enero de 2020, se observa que el mayor número de demandas de disolución por cada 10.000 habitantes se ha dado en las Islas Baleares, 6,6; Comunidad Valenciana, 6,5; La Rioja, 6,2; Andalucía y Cantabria, 5,9; y Asturias, Cataluña y Murcia, 5,8.

Por provincias, la suma de demandas relacionadas con todas las modalidades de disolución matrimonial alcanzó las 973 en Alicante, 258 menos (un 20,95 por ciento) que las 1.231 del primer trimestre de 2019. En Castellón, el descenso entre enero y marzo de este año fue de un 7,16 por ciento, al registrarse 363 demandas, 28 menos que en el mismo periodo del año anterior. Finalmente, en Valencia se presentaron 1.565 demandas, un 13,67 por ciento menos (248) que las 1.813 del primer trimestre de 2019.

También las demandas de modificación de medidas, tanto matrimoniales como no matrimoniales, han mostrado en la Comunidad Valenciana disminuciones interanuales respecto al primer trimestre del año 2019.

Las consensuadas, de las que se han presentado 327, se han reducido un 9,4 por ciento y las no consensuadas, 1.020, lo han hecho un 10,7 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

Por su lado, las modificaciones de medidas de guarda, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales consensuadas alcanzaron entre el 1 de enero y el 14 de marzo de este año las 489, frente a las 490 del año anterior, un 0,2 por ciento menos.

Las modificaciones de guardas, custodias y alimentos sin acuerdo entre las partes han experimentado una disminución del 5,5 por ciento, al pasar de 725 en el primer trimestre de 2019 a 685 en el mismo periodo de este año.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*