Un informe de Sanidad revela que el mercado de Playa Flamenca no cumplía con las normas sanitarias para hacer frente al Covid-19

El PSOE de Orihuela exige al Ayuntamiento un mayor control de las medidas higiénico-sanitarias en los mercadillos del municipio para evitar contagios por Covid-19

En la mañana de hoy, la portavoz del PSOE en Orihuela, María García, ha comparecido ante los medios para tratar la gestión de los mercados por parte del Ayuntamiento, donde afirma que “existe una falta de organización y de trabajo que es la que ha provocado el retraso en la apertura de los mismos tras el confinamiento”.

Además, ha confirmado que el pasado 6 de junio dos controladores de sanidad realizaron una inspección en el mercado de Playa Flamenca de donde se fraguó un informe que salió a la luz seis días después confirmando que se incumplían hasta nueve puntos de la normativa existente en referencia a las condiciones higiénico-sanitarias debido al Covid-19. Este documento, según afirma María García, recogía que tras la inspección de los diferentes puestos de alimentación, “se observaban acciones como la degustación y manipulación de productos troceados por parte de clientes, la falta de control de aforo y de indicaciones para cumplir las distancias de seguridad o la inexistencia de agua potable y desinfección en los aseos”. Además, en el propio informe queda recogido cómo los dos inspectores preguntan a un agente policial el motivo por el cual no se estaban cumpliendo esas medidas y la respuesta fue que el Ayuntamiento había delegado esa responsabilidad a una empresa externa. Todo ello durante la fase 2 de desescalada en la que se encontraba el municipio oriolano.

Por ello, María García ha exigido que el Ayuntamiento oriolano se pronuncie ante estos hechos y tome acción para que no sigan incumpliéndose las medidas sanitarias en los diferentes mercadillos del municipio “porque está en riesgo la salud y el modo de vida de muchas personas”. Por último, también ha pedido a la Concejalía de Mercados que cumpla con la normativa impuesta en la ordenanza para que los mercaderes no sigan sufriendo la reubicación de sus puestos sin un motivo justificado, ya que según afirma “hay que facilitarles el trabajo después de haber estado casi cuatro meses sin poder ejercerlo”.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*