Dolón y Bascuñana muestran su rechazo a la forma de proceder del Consell con la reversión del Hospital de Torrevieja

Los alcaldes de Torrevieja y Orihuela piden a Ana Barceló que se comprometa a invertir en el área de salud los 40 millones de euros previstos por la actual concesionaria

Los alcaldes populares de Torrevieja y Orihuela, Eduardo Dolón y Emilio Bascuñana, mostraron ayer su indignación por las formas en las que la consellera de Sanidad, Ana Barceló, anunció en la ciudad torrevejense su decisión de no prorrogar el contrato de gestión del Hospital Universitario de Torrevieja, actualmente de gestión privada y que pasará a ser público cuando finalice el contrato en octubre de 2021.

Para Eduardo Dolón y Emilio Bascuñana no es de recibo que la máxima responsable de la Sanidad de la Generalitat Valenciana acuda a la ciudad de Torrevieja “sin ni siquiera hacer una llamada protocolaria al primer edil de la ciudad, además de convocar una rueda de prensa a las 11:00 horas para la anunciar la reversión del Hospital y, posteriormente, una vez que ya lo ha anunciado, convocar a los alcalde de las localidades de Área de Salud de Torrevieja para informarles de una noticia que ya se ha conocido anteriormente”.

Los dos dirigentes consideraron una falta de respeto la
forma de actuar de Ana Barceló, ya que en ningún momento, explicaron, tuvo la deferencia de comunicarlo a los máximos responsables de las ciudades que conforman este área de Salud, lo que demuestra, una vez más, “que la ideología es más importante para este Gobierno del Botánic que la salud de los valencianos y, por ende, de los vecinos de la Vega Baja”.

Dolón calificó de “tomadura de pelo” la forma de actuar, de proceder y de convocar a los alcaldes del Área de Salud de Torrevieja.

Durante su encuentro con la consellera, el regidor torrevejense exigió a la consellera de Sanidad que se comprometa a invertir los 40 millones de euros que estaban previstos por la actual empresa concesionaria en mejoras de la asistencia sanitaria para los próximos tres años, así como que se garantice que todos los trabajadores y trabajadoras del Área de Salud de Torrevieja mantendrán sus actuales condiciones laborales.

Por su parte, el alcalde de Orihuela se preguntó “qué funciona mal de este hospital” y señaló que la Conselleria debería guiarse por datos objetivos y contrastados para decidir por qué modelo de gestión optar. “Y aquí no hemos visto nada de eso”, dijo. Al tiempo que indicó que “hay un axioma que está claro y es que lo que funciona no hay que tocarlo”.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*