La contaminación del río Segura a su paso por Orihuela disminuye un 55% en los últimos cinco años

río segura
Archivo

La ciudad opta a los premios Ciudad Sostenible tras implementar ocho medidas para recuperar el caudal urbano 

Orihuela ha presentado su candidatura a los premios Ciudad Sostenible que otorga anualmente la Fundación Fórum Ambiental a los municipios de más de 5.000 habitantes como reconocimiento al esfuerzo por el desarrollo sostenible. El proyecto con el que el municipio opta a este galardón es la recuperación urbana del río Segura dentro de la trama urbana.  

Un logro para el que tanto el Ayuntamiento de Orihuela como la concesionaria de Ciclo Hídrico –la empresa Hidraqua- han llevado a cabo ocho objetivos específicos que han conseguido mejorar la calidad de las aguas del río Segura a su paso por la ciudad disminuyendo su carga contaminante en un 55% en los últimos cinco años.

Así la capital de la Vega Baja ha pasado de ser llamada despectivamente ‘Orihuele’ a mejorar considerablemente el aspecto del caudal, como ha dicho el concejal de Medio Ambiente, Miguel Ángel Fernández, aunque todavía queda mucho por hacer. El edil ha presentado este miércoles junto al gerente de Hidraqua, Juan José Alonso, las iniciativas que se han llevado a cabo para lograr el objetivo global de reducir la contaminación del río.

Alonso ha indicado que en el último lustro se ha aumentado la cobertura del alcantarillado con la incorporación de 6.500 viviendas a la red. Son pocas las casas que conectan directamente con el río pero si eran muchas las viviendas que al no contar con alcantarillado desembocaban en acequias o azarbes que acababan en el caudal del Segura, por lo que un gran volumen de agua residual llegaba directamente al río. El Ayuntamiento implementó un fondo de un millón de euros con el cual se ha aumentado la red de alcantarillado en 50 kilómetros y a día de hoy se sigue ampliando y renovando infraestructuras.

Otra de las medidas adoptadas es la creación de una unidad de control de vertidos y asesoramiento a empresas que ha contribuido a mejorar la calidad del agua residual que se vierte al río por parte de viviendas o de mercantiles. Este organismo ha permitido, por ejemplo, hacer un censo de todas las industrias contaminantes para poder vigilar lo que vierten y si están cumpliendo la ordenanza en esta materia. En los últimos cinco años se ha reducido la carga contaminante que se vierte a la red de alcantarillado en un 5%, según ha indicado el responsable de Hidraqua.

De la misma forma se han construido dos tanques de tormenta para minimizar el impacto del agua de lluvia –que genera contaminación- en el río o se ha mantenido el caudal ecológico en el azud del casco urbano.  

Una de las iniciativas que más ha llamado la atención en los últimos tiempos es la introducción de patos y ocas en el río. Alonso ha indicado que la recuperación del caudal hizo que estas especies volvieran por iniciativa propia pero se ha ayudado a mantenerlos  con la colocación de nidos para aves o murciélagos, que son necesarios para disminuir la población de mosquitos en los márgenes del río.

El responsable de Medio Ambiente, Miguel Ángel Fernández, se ha mostrado esperanzado en que Orihuela se pueda hacer con este premio que, aunque no viene acompañado de una cuantía económica, si otorgaría prestigio al proyecto que se sigue realizando en el río Segura. Los ganadores se conocerán en el mes de noviembre en una gala que se celebrará en Madrid. 

Competencias

La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) dejó a inicios de este año de prestar el servicio de limpieza de lodos del río a su paso por Orihuela dejando esta competencia en manos del Ayuntamiento avalados por varias sentencias del Tribunal Constitucional.

Sin embargo, Miguel Ángel Fernández ha insistido en que un Consistorio no tiene la capacidad económica para llevar a cabo esta labor y ha pedido a la administración que se haga cargo al tiempo que se ha mostrado dispuesto a “prestar toda la colaboración posible”. De hecho el Consistorio ha procedido a la limpieza de los residuos sólidos de forma periódica.

En este sentido, ha señalado que el trabajo que el río es un “enfermo que necesita cuidados paliativos” y sería un retroceso abandonar la limpieza de los lodos en los márgenes del río. 

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*