El colegio de Hurchillo se suma a las Fallas con su ya tradicional cremá

Alumnos, profesores y espectadores vieron arder la falla después de que los falleros mayores indultaran un ninot

El Colegio Público de Hurchillo ‘Manuel Riquelme’ celebró el viernes su tradicional fiesta de las Fallas donde se quemó el monumento en el que los alumnos llevaban trabajando las últimas semanas. Numeroso público se dio cita en este centro de la pedanía.

El colegio de Hurchillo lleva once años realizando sus particulares fallas. Una celebración con que la que recuperan una de las tradiciones más importantes que tenía Orihuela en los años 30, cuando se realizaban y plantaban más de 20 fallas por toda la ciudad con motivo de las Fiestas de la Reconquista. Esta fiesta desapareció tras la Guerra Civil.

Madres, padres, profesores y vecinos de Hurchillo acuden a contemplar la cremá además de los cargos festeros de las Fiestas de la Reconquista de Orihuela con su presidente, Pepe Vegara, a la cabeza así como la Armengola y los embajadores moro y cristiano.

Un día muy especial también para todos los alumnos del centro, en espacial para los cargos festeros que este año estuvieron encarnados en Sofía Lucerón Gil como Fallera Mayor; Eneko García Gómez como Fallero Mayor; Pablo Campillo como Fallero especial portador del Estandarte y Alba Pomares como Fallera especial portadora del Estandarte. Lorea Escobedo López encarnó a la Fallera del Foc. .

La Fallera Mayor infantil fue Candela Vera Sáez y el Fallero Mayor infantil Nacho Segura Gómez. En Álvaro Girona Más recayó el nombramiento de Pregonero. Y la Madrina fue Beatriz Comes Adell.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*