El Perdón y el Ecce-Homo inundan de arte y fe el Martes Santo

Miles de nazarenos salen en procesión acompañando a seis tallas religiosas de gran valor artístico

Las cofradías del Perdón y el Ecce-Homo sacaron anoche a la calle seis tallas religiosas de gran valor artístico, entre ellas dos del genial escultor Francisco Salzillo. La noche de Martes Santo en Orihuela se caracteriza por la riqueza de los siete tronos que componen esta procesión, todos en plata,  por sus exquisitas composiciones de imaginería religiosa y por el nutrido número de cofrades que participan en la misma.

Nuestro Padre Jesús de la Caída fue la primera obra de arte en cruzar la puerta del Museo de Semana Santa en dirección al Santuario de Monserrate. Es el paso titular de la Cofradía del Perdón, un cristo obra del maestro Francisco Salzillo. Detrás lo hicieron los pasos de La Verónica (José Díez), el Cristo del Calvario (Enrique Galarza) y María Santísima del Perdón, autoría de Quintín de Torre. Más de un millar de nazarenos acompañaron y alumbraron las imponentes tallas en los distintos tercios de la cofradía, que se distinguen en sus vestas por los colores granates, verdes, azules o dorados con los que adornan sus fajines y ribetes.

La noche continuó con la salida en procesión de la Cofradía del Ecce-Homo que este año como novedad ha recuperado la iluminación natural con velas para el acompañamiento de la Cruz Penitencial, obra de Orrico, que fue la primera en salir a la calle. Le siguió la talla de La Sentencia, de Víctor de los Ríos, en la que Poncio Pilatos señala con su dedo acusador a Jesucristo, y el paso titular que da nombre a la cofradía, el Ecce Homo autoría de Francisco Salzillo.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*