La científica oriolana María García participa en un proyecto europeo para valorizar los residuos generados en la extracción del aceite de oliva

La científica oriolana María García

La Doctora en Bioquímica pone el foco de atención en el aprovechamiento del alperujo, un residuo tóxico, como biofertilizante para mitigar la contaminación y el cambio climático

La Doctora en Bioquímica María García Martí participa en el proyecto europeo ‘Life Olea Regenera‘ que trata sobre la valorización del residuo generado en el proceso de extracción del aceite de oliva. Participar en un proyecto europeo del programa LIFE supone una alta competividad, puesto que es el único instrumento financiero de la Unión Europea que tiene como objetivo el desarrollo y la aplicación de prácticas medioambientales que mitiguen la contaminación y el cambio climático.

La oriolana, que anteriormente participó en otro proyecto europeo similar, participa a través del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CEBAS-CSIC), donde lleva más de 5 años realizando diferentes estudios agronómicos en el grupo de investigación de Nutrición Vegetal.

En este proyecto, la científica pone el foco en el proceso de extracción del aceite de oliva, de donde se obtiene un subproducto que recibe el nombre de alperujo. El almacenamiento de este residuo en las almazaras supone un grave problema medioambiental por la elevada concentración de elementos tóxicos que contiene, sin embargo, al ser procesado, puede aprovecharse como biofertilizante orgánico de cultivos, provocando un menor impacto de la agricultura en el medio ambiente y favoreciendo así a la economía circular y al residuo cero.

En este proyecto también participan otras empresas líderes en el sector del aceite de oliva como son Orujo Frío de Jaén y Olivas do Sul de Portugal, además de la empresa Fyneco, especializada en fertilizantes ecológicos.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*