Caja Rural Central, más de cien años contribuyendo al desarrollo de la Vega Baja

Manuel Ruiz Escudero, presidente de CRC, durante la celebración del 100 aniversario de la entidad en 2019

La cooperativa más importante de la provincia de Alicante continúa con su objetivo de se útil a todos ciudadanos, empresas e instituciones  aportando valor social y cultural

Con más de cien años de historia Caja Rural Central es la institución por excelencia de la Vega Baja, donde la entidad está profundamente arraigada y ofrece sus servicios a miles de vecinos, empresas e instituciones de la comarca y, además, realiza una importante labor social y cultural.

Caja Rural Central es la cooperativa con más volumen de crédito de la provincia de Alicante y la segunda en toda la Comunidad Valenciana. Sus zonas de actuación se centran fundamentalmente en la provincia de Alicante y en la Región de Murcia, donde están presentes desde 1.939.

En 2019 la entidad cumplió su centenario, por lo que cuenta con una extensa historia a sus espaldas pero ante todo con un prometedor futuro, ya que entre sus objetivos siempre está el seguir avanzando y mejorando para contribuir al bienestar de las personas y empresas que trabajan en los entornos sociales en los que se desarrollan sus actividades.

En esta línea, recientemente Caja Rural Central se ha aliado con el Grupo Enercoop, ambas son las dos cooperativas alicantinas de mayor importancia, para producir y comercializar energía.

En la actualidad, Caja Rural Central cuenta con más de 150.000 clientes y más de 450.000 socios y da empleo a cerca de 300 personas.

La institución es una cooperativa de crédito creada como Caja Rural el 24 de febrero de 1.945, aunque su origen fue la Federación de Sindicatos Agrícolas Católicos de Orihuela, constituida el 6 de junio de 1.919 por diez sindicatos agrícolas de la comarca, fecha en la que empieza a ejercer la actividad de crédito y ahorro. Arrancó con un capital inicial de 400 pesetas. ¿Y por qué una cooperativa de crédito? Porque sus fundadores, ganaderos, comerciantes y agricultores de la Vega Baja y la zona colindante de Murcia, utilizaron esa forma jurídica para defenderse de la usura que había en aquella época en el sector financiero, según relata su presidente Manuel Ruiz Escudero.

El objetivo principal en su origen fue agrupar a todos los agricultores para proporcionarles los medios adecuados tanto para la producción como comercialización de sus cultivos así como para la ayuda y defensa de sus intereses sociales, culturales y económicos.

Hoy ese objetivo está asegurado al ser una entidad de crédito que a través de un grupo humano eficaz aporta soluciones financieras de calidad que contribuyen al desarrollo social y económico de su zona de influencia, Alicante y Murcia.

Durante toda su historia la Caja Rural Central ha colaborado en el desarrollo de la Vega Baja a través de su actuación en todos los segmentos socio-económicos: agricultura, ganadería y medio rural, construcción de viviendas sociales, obras sociales, culturales y deportivas. Además de estando presente mediante acuerdos de colaboración con las entidades de desarrollo más representativas de nuestro entorno.

Destaca su labor social que siempre está presente. En los últimos tiempos se ha puesto de manifiesto con la aportación que Caja Rural Central ha hecho ayudando a los afectados de la DANA en la comarca, de la mano de Cruz Roja y Cáritas, con el fin de que pudieran recuperar la normalidad más de 300 familias de Orihuela, Benferri, Callosa de Segura y Almoradí. Esta ayuda se ha traducido en forma de electrodomésticos como lavadoras y frigoríficos, muebles de todo tipo (mesas, sillas, sofás, armarios, camas, colchones…) y ayudas alquiler de nuevas viviendas y reformas de las actuales.

En la actualidad, continúan colaborando estrechamente con los bancos de alimentos de la provincia de Murcia y Alicante porque “la labor social está en nuestro ADN desde nuestros inicios y creemos que hacemos una labor importante”.

En el plano cultural, desarrollan su actividad con sus ayudas económicas para la realización de las fiestas de la Vega Baja y a nivel deportivo con su apoyo a las escuelas de deporte “porque creemos muy importante que los niños practiquen deporte desde pequeños porque eso irá muy ligado a su desarrollo”.

Y es que el objetivo primordial de la entidad, señala Manuel Ruiz Escudero, es que “sea útil”. “Queremos ser útiles a todos los ciudadanos, empresas e instituciones”. 

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*