La investigación arqueológica de Guardamar en la ‘élite’ de España

La concejala de Patrimonio Histórico, Pilar Gay,  anuncia que el museo arqueológico nacional acogerá una conferencia sobre las excavaciones  del yacimiento fenicio del Estaño

La importancia de los yacimientos arqueológicos de Guardamar del Segura, en este caso  con el del cabezo Pequeño del Estaño perteneciente a la cultura fenicia, quedará constatado con la participación del municipio en el  ciclo de conferencias “Actualidad de la investigación arqueológica en España II (2019-2020)” que tendrán lugar en el museo arqueológico nacional (MAN) de Madrid, según informa la concejala de Cultura y Patrimonio Histórico, Pilar Gay.

Guardamar será protagonista de este importante encuentro el próximo día 5 de noviembre  con la conferencia  “La ciudadela fenicia. Excavaciones en el cabezo Pequeño del Estaño de Guardamar” que ofrecerán los responsables de la investigación en el lugar fenicio Fernando Prados  (Universidad de Alicante), Antonio García  (Museo Arqueológico Guardamar del Segura) y Helena Jiménez  (Universidad de Murcia).

El enclave se sitúa en la margen derecha del río Segura y tiene una antigüedad de 2.800 años con una cronología que comprende desde el 780 al 650 antes de Cristo (a.C).

Pilar Gay considera que Guardamar está en la élite de la investigación arqueológica de todo el país gracias a las continuas actuaciones que se llevan a cabo en los distintos yacimientos arqueológicos “únicos en toda la Península Ibérica tanto  por su continuada cronología cultural como por su excelente conservación”. Al respecto indicó de tres de los 4 yacimientos arqueológicos de origen fenicio de toda la Comunidad Valenciana se sitúan en Guardamar.

Importancia del estaño

Reseñar por otro lado que el enclave del cabezo Pequeño del Estaño se ha sumado en los últimos tiempos al debate científico sobre la presencia fenicia en la península Ibérica. El yacimiento, pese a haber padecido una destrucción parcial por la explotación de una cantera, mantiene en pie uno de los mejores ejemplos de arquitectura defensiva oriental de España, con un lienzo de casamatas que presenta alzados superiores a los 2 metros de altura y donde han sido localizadas, una manzana de viviendas, un almacén y  un taller de metalurgia de plata completo.

Además de ello hay que destacar que en el yacimiento ha sido constatado el primer seísmo conocido en toda España que afectó a una población. El terremoto tuvo lugar en el año 740 antes de Cristo (a.C.) y no fue  superior  a los 6 grados en la escala Richter. El seísmo destruyó buena parte del núcleo amurallado y una serie de espacios públicos y estructuras urbanas conocidas como casamatas, utilizadas para almacenar y tratar cereales, adosadas a la muralla de unos 4,5 metros de altura.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*