Voluntarios de la perrera temen sacrificios de animales si una empresa asume su gestión

Convocan una concentración en Orihuela para el sábado para exigir al Ayuntamiento que licite el servicio a una asociación protectora

Los voluntarios del centro de protección de animales de Orihuela y la asociación de protección animal ‘Orioca’ han convocado una concentración para el próximo sábado en la Plaza del Carmen para exigir al Ayuntamiento que no deje en manos de una empresa privada la gestión del centro animal que actualmente gestiona la asociación Asoka.

La licitación está en curso y paralizada por el recurso interpuesto por Asoka tras quedar por detrás de una empresa en la Mesa de Contratación del Ayuntamiento.

En una comparecencia, la voluntaria Maite López ha explicado los motivos por los que rechazan que sea una empresa y no una asociación la que se haga cargo de la protectora ya que “para una mercantil los animales no son rentables” y temen que no se respete el sacrificio cero que se practica en la perrera municipal ahora.

Los voluntarios justifican que “con el dinero asignado a la licitación (537.236 euros más IVA) una empresa no puede mantener el servicio y ganar dinero”. Dudan de que una mercantil tenga los “recursos y contactos necesarios para evitar su saturación, con una media de entrada de 20 animales por semana”. Al tiempo que una plantilla con los cuatro trabajadores exigidos más un veterinario como mínimo.

Por este motivo, consideran que una empresa bajaría los costes del servicio disminuyendo el número de animales a través del sacrifico. “En el pliego de condiciones no se habla de sacrificio cero e incluso se abre la puerta a la eutanasia en aquellos casos en los que los animales padezcan enfermedades crónicas”, han denunciado, al tiempo que han explicado que actualmente en la protectora un 25% de los animales tienen leishmania, una enfermedad incurable.

Los voluntarios de la perrera han recordado que el centro ya estuvo gestionado por una empresa durante su primer año de funcionamiento y consideran que “ya se comprobó que no era viable ni para la mercantil, ni para los animales, que fueron sacrificados o malvivieron en instalaciones de pésimas condiciones”.

Asumen que si Asoka no cumple el pliego de condiciones no debe seguir prestando el servicio pero siempre y cuando se quede en manos de otra asociación.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*