Abren nuevas líneas de investigación en la desaparición de Henry Alejandro Jiménez

14 meses después el Juzgado pretendía cerrar el caso por “falta de pruebas” pero la presión de la familia logra reabrirlo: “A mi hijo le golpearon hasta perder el conocimiento y su agresor sigue como si nada”

El Juzgado de Instrucción número 3 de Orihuela ha reabierto la investigación sobre la desaparición de Henry Alejandro Jiménez, de 21 años, el 31 de enero de 2019 en Orihuela Costa que se pretendía cerrar por “falta de pruebas de que fuera una desaparición ni voluntaria ni involuntaria” pero que ahora se vuelve a abrir con nuevas líneas de investigación, según ha informado su hermano Andrés Jiménez.

Familia y amigos de Henry Alejandro se han concentrado este lunes en las inmediaciones del Palacio de Justicia de Orihuela para “hacer más visible este caso” en el que, según sostienen la madre y el hermano del desaparecido, no se ha hecho todo lo posible por parte del cuartel de la Comandancia de la Guardia Civil de Pilar de la Horadada, que asumió la investigación de su desaparición.

Henry Alejandro Jiménez desapareció el 1 de enero de 2019 sobre las 6 A.M. en la urbanización de las Chismosas, en Orihuela Costa, tras pasar la Nochevieja en su casa con al menos nueve amigos y ser agredido por su compañero de piso. Desde entonces, han pasado catorce meses y no se tiene ninguna pista sobre el paradero del joven que entonces tenía 20 años.

“Hay muchas cosas que no se han investigado como por ejemplo el número de personas que pasó la Nochevieja en la casa y los que sí han testificado han dejado muchas incongruencias entre ellos”, sostiene Andrés.

La familia ha explicado que tiene constancia de que Henry Jiménez fue agredido por parte de su compañero de piso porque han tenido acceso a un vídeo que fue grabado desde un teléfono móvil por lo que no entienden porque no se ha detenido a esa persona. Un vídeo que está en posesión de la Guardia Civil pero “no entero”, según ha señalado la madre de Henry, visiblemente afectada.

“Hemos aportado mucho y nunca nos han hecho caso y las primeras conversaciones que tuvimos con esos amigos que estaban en la casa las trasladamos a la Guardia Civil pero no consta nada de eso en los informes policiales una vez que se ha abierto el secreto de sumario”, ha denunciado Andrés. Con esta reapertura del caso ha señalado que “confiamos en que a partir de ahora empiecen a trabajar como es debido y hagan justicia porque mi hermano la merece”.

También puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*