Precinta en el baño el cadáver de su padre para poder seguir usando sus tarjetas de crédito

Calle ramón y cajal 10

La Guardia Civil realiza el hallazgo cuando se disponía a recoger los animales de la vivienda tras la muerte por infarto de la hija del fallecido en un comercio de Torrevieja

 

Portal de la vivienda que compartían los dos fallecidos 

Una mujer de 51 años y de nacionalidad finlandesa escondió el cadáver de su padre en el baño de la vivienda que ambos compartían en Torrevieja. El cadáver fue hallado por la Guardia Civil tras el fallecimiento de la mujer, por causas naturales, en un local comercial de la calle Zoa.

Según consta en el atestado al que tuvo acceso DIARIO DE LA VEGA  la mujer, que responde a las iniciales C.B falleció el día 31 de julio, al parecer de causas naturales, en un local de venta de ropa de la localidad, en donde se encontraba esperando a los servicios de emergencia. Según el relato el propietario del local, que conocía a la mujer, la encontró sentada en los escalones y al saber que se encontraba mal y sufría una dolencia cardíaca le ofreció pasar al local mientras él llamaba a los servicios de emergencias, que cuando se personaron en el lugar se encontraron a la mujer inconsciente y a pesar de prestarle auxilio sanitario sólo pudieron certificar su muerte, por lo que la Guardia Civil se personó en el establecimiento para abrir una investigación y custodiar el cadáver hasta su levantamiento. Los agentes del  Instituto Armado recogieron las pertenecías de la fallecida, en el bolso encontraron las tarjetas de crédito del padre de la mujer y unas llaves en las que constaba una dirección en la calle Ramón y Cajal de Torrevieja.  

Tras personarse al día siguiente en el domicilio, al no recibir respuesta, en dos ocasiones, y constatar que dentro había animales de compañía los agentes hicieron las gestiones necesarias para entrar en el domicilio con las llaves de las que disponían y poder recoger a las mascotas para llevarlas a la perrera municipal. Al ingresar en la vivienda los agentes se encontraron con un perro de raza mediana y “varios gatos” y pudieron observar el deterioro del inmueble así como una importante acumulación de basura.  También advirtieron que una de las puertas estaba precintada en la parte superior y los dos laterales con cinta americana y silicona en la parte inferior, al acercarse pudieron comprobar un fuerte hedor a descomposición, que supusieron que se debía al cadáver de un animal o la acumulación de desperdicios, que emanaba de la habitación que resultó ser el cuarto de baño de la vivienda. Al acceder a este los agentes se encontraron con el cadáver de un hombre, que luego comprobaron que se trataba del padre de la mujer fallecida, tumbado boca abajo y en avanzado estado de descomposición.

Al parecer la mujer habría precintado el cadáver en el cuarto de baño para poder seguir accediendo a las cuentas bancarias y las tarjetas de crédito de su progenitor, aunque esta es sólo una hipótesis que se baraja  y el suceso se encuentra bajo investigación. 

También puede interesar

Publicidad

[yuzo_related]

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*